Sáb. Oct 16th, 2021

Avance más rápido gracias a su construcción autoportante

Primer principio modular con la serie 10

Formas angulosas con suaves curvas; la serie 100

Ventilación de flujo cruzado por primera vez en la serie 200

Marcado balancín y espejo integral: la serie 300

Tres nuevas clases: TopClass, ComfortClass y MultiClass

La Linea da forma al diseño de la TopClass 400

ComfortClass 500 con línea lateral descendiente en la zaga

S 531 DT con piso doble – El buque insignia de la TopClass 500

70 años de Setra. Con un total de seis series, la marca de tradicional de Ulm ha sido un referente en la construcción de autobuses en Europa durante las últimas siete décadas, desempeñando un papel decisivo en su configuración.

El nacimiento se produjo en 1951, cuando la Kässbohrer Fahrzeugwerke de Ulm presentó el S 8 y le dio nombre a la marca, que sencillamente significa autoportante. El primer autobús fabricado en serie con carrocería autoportante, motor trasero y propulsión directa en el eje trasero se presentó con ocasión del «Salón internacional del automóvil» IAA de Fráncfort.

Avance más rápido gracias a su construcción autoportante

Los primeros autobuses de Setra contribuyeron al avance del principio de construcción autoportante. El éxito de ventas fue el S 10, el segundo modelo Setra después del S 8. El cuerpo del vehículo era más largo que el de su predecesor, con un máximo de diez filas de asientos y un voladizo delantero más grande.

Primer principio modular con la serie 10

Para aquella etapa de la construcción de autobuses el primer sistema modular de Setra, introducido en el año 1959, era toda una novedad. Gracias a este elaborado principio modular, los vehículos podían fabricarse de forma eficiente. La producción diaria en aquellos tiempos era de cuatro unidades.


Formas angulosas con suaves curvas; la serie 100


La transición del Setra serie 10 a la serie 100 en el año 1967 supuso un paso más de la empresa hacia la industrialización de la construcción de autobuses. Todos los modelos nuevos se fabricaban según el segundo sistema modular Setra con numerosas piezas comunes.

Ópticamente, los autobuses de la serie 100 se diferenciaban por su forma angulosa, así como por su alto grado de confort, su ampliado compartimento de pasajeros y una mayor altura libre interior.

Ventilación de flujo cruzado por primera vez en la serie 200

En el año 1976 se dio el pistoletazo de salida para la serie 200 de Setra con sus seis modelos. Los vehículos de la tercera generación Setra destacaban por una elegancia atemporal en las líneas de su diseño orientado a la conservación del valor y la funcionalidad. Suaves curvas y transiciones, así como claros contornos se correspondían con los principios elementales del diseño de vehículos de aquella época. Los autobuses de la serie 200 se caracterizaban también por una ventilación y calefacción completamente independientes para el conductor ye l puesto de conducción, incluyendo descongelación intensiva del parabrisas.

Marcado balancín y espejo integral: la serie 300

El año 1991 fue el año de lanzamiento de la serie 300, que fue presentada en Ulm tras seis años de desarrollo. Entre las características más llamativas de los nuevos autobuses estaban el marcado balancín detrás de la zona del puesto de conducción, así como el nuevo sistema de espejo integral que confería a la serie su exclusivo «rostro». Los brazos de los retrovisores «plegables» calefactables y ajustables desde el interior proporcionaban al conductor una visibilidad excelente a ambos lados del autobús. Otra característica esencial era el puesto de conducción de diseño ergonómico, en el que los elementos más importantes estaban en el campo de visión primario del conductor del autobús.

Mientras los autocares de la serie 300 de la marca europea de autobuses se establecían, los desarrolladores trabajaban en el lanzamiento al mercado de los autocares de cercanías para el servicio regular, interurbano, discrecional y turístico. De un modelo básico se desarrollaron tres variantes de autobús con construcción modular. Todos tenían la misma superestructura, el mismo tren de rodaje, pero diferentes compartimentos de pasajeros.

Tres nuevas clases: TopClass, ComfortClass y MultiClass

Para facilitar la visión global de la gama de modelos, con la serie 300 se inició la clasificación de la oferta de autobuses en las tres clases TopClass, ComfortClass y MultiClass.

La Linea da forma al diseño de la TopClass 400

Con la TopClass 400m en el año 2001 Setra introduce una nueva dimensión en la construcción de autocares que garantiza viajes al más alto nivel para pasajeros y conductores. El diseño se caracteriza por el balancín en color cromo, que se denominó «La Linea».

Su ampliación con los autocares de la ComfortClass 400 tuvo lugar en el año 2004. En septiembre de 2005 se añadieron finalmente los autobuses para el servicio de cercanías de la MultiClass 400. La serie 400 abarcaba más de 20 modelos.

ComfortClass 500 con línea lateral descendiente en la zaga

Tras un tiempo de desarrollo cuatro años con sendas series de pruebas, en el año 2012 se presentó la Setra ComfortClass 500. Con esta vanguardista serie, la marca de Ulm, perteneciente a la marca de Stuttgart Daimler AG, establece nuevas referencias en términos de rentabilidad, valor, confort y seguridad. Los nuevos autocares premium convencían por una forma aerodinámica, desarrollada en un extenso proceso en túnel de viento. En 2014 le siguieron los elegantes vehículos de la TopClass 500.

S 531 DT con piso doble – El buque insignia de la TopClass 500

El actual buque insignia de la tradicional marca, que siempre ha sido sinónimo de máxima individualización, es el autocar de doble piso S 531 DT. La introducción en el mercado tuvo lugar en 2019.

Por Mayte Rodríguez López

Periodista especializada en movilidad y transporte público de viajeros. Editora de las revistas Carril Bus y City Motion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *