Jue. May 19th, 2022

ANETRA considera que la hiperprotección de las empresas concesionarias impide al discrecional ejercer con libertad su actividad. La asociación cree que es el momento de revisar el sistema concesional tal y como está concebido

La Asociación Nacional de Empresarios de Transportes en Autocares (ANETRA), considera que el Anteproyecto de Ley de Movilidad Sostenible (APL) que quiere aprobar el Gobierno, ofrece una “hiperprotección” a las empresas concesionarias en detrimento de las discrecionales, ya que puede impedir que éstas ejerzan con libertad su actividad.

Para esta asociación, es el momento oportuno para llevar a cabo una revisión profunda del sistema concesional, tal y como está concebido en la actualidad, que sólo tiene en cuenta a los autocares de líneas regulares.

Por ello, ANETRA ha presentado una serie de objeciones a la posición favorable mostrada por el Consejo Nacional de Transportes, en la reunión celebrada la pasada semana, y defiende que se debería llevar a cabo un estudio previo de las necesidades reales de la movilidad de las personas.

El Anteproyecto de Ley de Movilidad Sostenible hace hincapié en las diferentes formas de transporte que favorece el tránsito de los ciudadanos, sin embargo, en el APL sólo se tiene en cuenta a los autocares de línea regular, y no se considera el autocar discrecional.

Por ello la asociación considera que se debería realizar un análisis sobre los tráficos que el mercado y las empresas que lo forman estarían dispuestas a explotar y el resto de los tráficos que no cubre el mercado. En estos tráficos es donde tienen sentido la aplicación de las Obligaciones de Servicio Público (OSP), en las cuales, a través de una licitación pública se adjudicase el correspondiente contrato con compensación si con la venta de billetes no se cubren los costes de ejecución.

ANETRA denuncia que lo que se pretende es que todo el mapa concesional sea OSP, titularidad de las administración y ejecución mediante adjudicación con exclusividad de tráfico para el concesionario. Esta exclusividad e hiper protección de las empresas concesionarias impide que los operadores de transporte discrecional, regular de uso especial y turístico puedan ejercer con libertar su actividad en un mercado en competencia.

Este sistema va a culminar con un oligopolio en el transporte de viajeros por carretera en los próximos años. Las consecuencias negativas en el mercado de un oligopolio ya las conocemos, los precios son fijados por un grupo selecto de empresas, disminuye la competencia, restringe la oferta laboral y va a suponer la destrucción de gran parte del tejido empresarial de transporte en autocar en España.

Para esta asociación se trata de una oportunidad única para actuar a favor de las necesidades de transformación que precisa el transporte de pasajeros por carretera, en general, y el discrecional en particular, y se incide en que la protección del sistema concesional, tal y como se está llevando a cabo no hace sino impedir el desarrollo del discrecional, RUE y turístico, para poder llevar a cabo su trabajo, y, va a suponer el inicio del fin de muchas pequeñas y medianas empresas.

Las alegaciones presentadas por ANETRA se han incorporado al informe que, de forma consultiva, evaluará todas las aportaciones de los integrantes del Consejo Nacional de Transportes, se centran, entre otros factores, en la apuesta por una mayor flexibilidad, y una mayor competitividad, con la liberalización del sector.

Por Mayte Rodríguez López

Periodista especializada en movilidad y transporte público de viajeros. Editora de las revistas Carril Bus y City Motion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.