Vie. Feb 26th, 2021

ANETRA Y DIREBUS se reúnen para tratar en profundidad la situación del transporte discrecional de viajeros y establecer los criterios para trabajar conjuntamente en la defensa del sector.

El pasado día 28 de enero se reunió en Madrid una representación de las asociaciones nacionales ANETRA Y DIREBUS, para valorar la situación por la que atraviesan las empresas dedicadas al transporte discrecional de viajeros, regular de uso especial y turístico en el conjunto del territorio nacional.

La conclusión, atendiendo al cierre de las empresas desde el pasado mes de marzo, no puede ser otra que de alarma por la falta de signos que hagan vislumbrar la fecha de comienzo de una posible recuperación mínima en el sector. Si a ello se une la dificultad en hacer llegar a las distintas administraciones la realidad de este sector, ensimismadas exclusivamente con el transporte concesional, ANETRA Y DIREBUS, ambas asociaciones estas enormemente preocupadas por la situación del sector y, consideran necesario unificar esfuerzos y redoblar las acciones en todos los ámbitos para dar visibilidad a todos los niveles al transporte de viajeros de servicio discrecional por carretera y regular de uso especial.

Se trató en profundidad, la extensión de la moratoria de los leasings a las empresas del sector. Medida de carácter urgente para la supervivencia de casi el total de las empresas del sector, poniéndose de relieve que a otros sectores se les ha ampliado la moratoria en 12 meses, y que, si bien la CEE establece la moratoria para los leasings en 9 meses, al sector solo le han concedido 6 meses, lo que es insuficiente a todas luces, acordándose unificar los criterios para conseguir una nueva ampliación de la moratoria de los leasings.

ANETRA Y DIREBUS consideran imprescindible aunar esfuerzos en la defensa del sector discrecional para lo que mantendrán reuniones para avanzar en la defensa del transporte discrecional de viajeros y regular de uso especial.

Ambos presidentes de las dos asociaciones coincidieron en que era un momento de vital importancia para unificar criterios y trabajar conjuntamente dado el elevado riesgo de quiebra en el que se encuentran las empresas de transporte de viajeros de servicio discrecional y regular de uso especial.

Por Mayte Rodríguez López

Periodista especializada en movilidad y transporte público de viajeros. Editora de las revistas Carril Bus y City Motion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *