Sáb. Jul 31st, 2021

El TARCJA declara que la licitación pública para el curso 2020/2021 en Andalucía no era ajustada a Derecho y, consiguientemente, obliga a la Agencia Pública Andaluza de Educación (APAE) a convocar una nueva licitación para el transporte escolar con unos nuevos Pliegos.

La Federación Independiente de Transportistas de Andalucía, FEDINTRA, ha logrado anular el proceso administrativo de la licitación del concurso de rutas escolares del curso 2020/2021.  El Tribunal Administrativo de Recursos Contractuales de la Junta de Andalucía (TARCJA) ha dado la razón a FEDINTRA en sus recursos en impugnación de los pliegos del transporte escolar, anulando la licitación y ordenando que se convoquen nuevas licitaciones en todas las provincias andaluzas.

La licitación convocada el pasado mes de agosto, en plena crisis económica por la pandemia y con todo el sector en contra, ha quedado finalmente anulada. Se demuestra que la actuación precipitada y urgente de la APAE arrastraba múltiples defectos jurídicos, de forma y de fondo, no quedando otro remedio que la prórroga de los contratos de transporte escolar que ya estaban vigentes.

Las mismas razones legales que han dado lugar a la prórroga del transporte escolar para el periodo enero a junio 2021, pudo ponerlas en marcha la Dirección General de la APAE el pasado mes de junio 2020, cuando terminó el curso escolar y antes de la finalización del Estado de Alarma decretado por el Gobierno central.

FEDINTRA ha actuado desde la legalidad, en la legítima defensa de los intereses de las Pymes del transporte de Andalucía, que aplauden esta resolución, que respalda los argumentos jurídicos que se han presentado, y que demuestra “la falta de sensibilidad de la administración autonómica a la hora de licitar este concurso, con una situación tan complicada como la que está padeciendo el sector del transporte andaluz”, al que no quiso escuchar en ningún momento. Cuestiones que se trasladaron a la Consejería de Educación y a su Agencia Pública, APAE, por activa y por pasiva, sin ningún tipo de respuesta”, señala el Presidente de Fedintra, Antonio Vázquez“.

El TARCJA, órgano de la propia Junta de Andalucía, desautoriza a la APAE, que desde un primer momento afirmaba que los recursos frente a la licitación eran una mera estrategia dilatoria, y así le fue transmitido erróneamente al Consejero de Educación, Sr. Imbroda, según consta en sede parlamentaria.

El TARCJA ha estimado muchos de los motivos alegados en la impugnación de los pliegos, obligando a la Agencia Pública Andaluza de Educación a corregir las infracciones legales cometidas, entre las que destacan la obligatoriedad de justificar los pliegos la necesidad de que en algunos trayectos puedan estar los alumnos más de una hora a bordo de los autobuses; así como la obligatoriedad de que el presupuesto de licitación contemple en los costes laborales del personal conductor todos aquellos costes salariales derivados de los convenios laborales vigentes de aplicación en cada provincia; igualmente, la obligatoriedad de que los presupuestos de la licitación para el transporte escolar contemplen los gastos sanitarios de desinfección y limpieza originados por la situación de la pandemia del COVID19.

También destacar que en la resolución se hacen algunas recomendaciones a la APAE como el desglose del presupuesto de licitación para cada uno de los lotes que componen el contrato, y expresamente determina que la modificación de paradas, tipo de vehículo o aumento de itinerario debe ser considerado una modificación sustancial y no puede ejecutarse unilateralmente.

«La resolución del TARCJA ampara el derecho de los transportistas a exigir que la APAE abone estos gastos en el presente curso escolar, ya que estos costes han supuesto una dificultad enorme para las empresas y son totalmente coyunturales; con lo que son muy difíciles de asumir. Esta es una demanda del sector desde el inicio de la pandemia y que nunca ha admitido la APAE dependiente de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía», comentó el presidente de FEDINTRA, Antonio Vázquez.

El sector del transporte de viajeros siempre ha estado del lado de la Administración en la realización del transporte escolar, apostando por un servicio seguro y de calidad, por lo que no ha entendido que en estos momentos tan duros que se están viviendo con la pandemia sanitaria, la Consejería de Educación le haya dado la espalda.

“Desde la Fedintra, se insta a la APAE a que finalicen el proceso del pago de las indemnizaciones ante las dificultades de tesorería de las empresas, al tiempo que se tiende la mano a la Consejería de Educación para colaborar en todo lo que consideren adecuado por nuestra parte para mejorar la prestación del servicio de transporte escolar. Esta es una asociación de pequeñas y medianas empresas que solo quieren trabajar y ofrecer el mejor servicio a nuestra comunidad”, asegura Antonio Vázquez

Por Mayte Rodríguez López

Periodista especializada en movilidad y transporte público de viajeros. Editora de las revistas Carril Bus y City Motion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *