Dom. Abr 18th, 2021

CARRIL BUS ENTREVISTA CON ANDRES LORITE, PORTAVOZ FOMENTO PP CONGRESO DIPUTADOS.

Los políticos cada vez más implicados con el transporte en autobús, un nuevo legado del COVID

Entrevistamos a Andrés Lorite, uno de los políticos más activos en su lucha por defender los intereses del sector del transporte de viajeros en autocar. Lorite se ha reunido en repetidas ocasiones con asociaciones de transporte como Direbus, interesado en conocer de primera mano la situación de las empresas de transporte discrecional y el impacto clave que reviste este sector a nivel económico y social en España. Como resultado de esos encuentros el PP presentó una Proposición No de Ley (PNL) que fue aprobada por el Congreso de los Diputados el pasado 16 de febrero. En ella se contemplan medidas urgentes, que el Gobierno está obligado a cumplir, para paliar los gravísimos efectos que la pandemia ha supuesto en el sector del transporte terrestre de viajeros, con mayor incidencia en el segmento del transporte discrecional y turístico.

CB. – En primer lugar, señor Lorite, ¿a qué se debe esa especial preocupación por un sector que ha estado siempre tan al margen de la política y el interés social, como es el transporte discrecional?

A.L.- Previamente a ser portavoz de Fomento era responsable de infraestructuras en la diputación de Córdoba (entre 2011 y 2015), y tenía cierto conocimiento de Obra Pública, red viaria…, pero lógicamente la gestión del transporte, dentro del ministerio de Fomento, no la tenía tan dominada como en la actualidad. Sin embargo, durante la pandemia y el confinamiento he tenido muchos contactos con el sector, tanto de mercancías como de viajeros, y en este caso, tanto en regular como en discrecional. Unos contactos que me han permitido conocer la situación que vivían las empresas, especialmente difícil en el transporte discrecional de viajeros, y conociendo la situación de empresas que incluso habían cesado en un 100% su actividad.

Creo que el transporte es un sector determinante para la economía española. El transporte merece ahora más que nunca un plan de reactivación, sobre todo teniendo en cuenta que en otros países de la Unión Europea así se ha hecho, con ayudas directas al sector discrecional. El Gobierno de España, en general, también observamos que hasta ahora ha estado muy poco implicado en esta materia. En transporte no ha establecido esa línea de ayudas directas.

CB. – Es decir, ¿hasta ahora no ha dado ninguna ayuda directa al transporte?

A.L.- España, en muy buena medida, vive de los servicios, del sector turístico, y no se está atendiendo suficientemente ese sector, dentro del cual tiene un papel importantísimo el transporte discrecional. Ese ha sido el determinante para presentar esta iniciativa, esta proposición no de ley en el congreso. No podemos dejar que muchas empresas de este sector mueran por inanición, es un sector fundamental para la cohesión territorial.

CB. – ¿La proposición no de ley presentada ha sido aprobada por el Congreso?

A.L.-El 16 de febrero fue presentada y aprobada.

CB. – ¿En qué consiste básicamente esa proposición?

A.L.- Es una iniciativa que lo que hace es instar al gobierno a que lleve a cabo una serie de medidas. Una proposición no de ley es como en una moción en un ayuntamiento. Lo que hace es plantearle al gobierno qué tiene que hacer, o que considera la Cámara que tiene que hacer.

A partir de ahí, ¿hay un mandato parlamentario? -Sí.  ¿El gobierno debe cumplir, tiene plazo? -Sí, debe de cumplir, pero no tiene plazo. Es un acuerdo de la Cámara que se adopta por la unanimidad del Congreso por lo que adquiere una fortaleza importante.

La inmensa mayoría de los grupos parlamentarios de la Cortes Generales está en esa dinámica de impulsar un plan para la supervivencia del sector. Algo que el Partido Popular ha presentado, y estoy profundamente orgulloso de que haya tenido un respaldo tan mayoritario.

CB. Lo que pasa es que nos encontramos con esa situación de falta de plazos…

A.L.- El sector nos va a tener, en lo que respecta al PP, de su lado y vamos a estar insistiendo para que se lleve a cabo ese catálogo de medidas, por supuesto que sí.

El catálogo está dividido en medidas urgentes -inmediatas y medidas a medio plazo. Hay cuestiones inminentes como las ayudas directas, extensión ertes, moratoria en pago impuestos, aplazamiento tributario, cotizaciones seguridad social… Además, es inminente el tema de los leasing o renting. Las Cortes Generales se ha pronunciado también en cuanto a la ampliación de obsolescencia de los vehículos de 16 a 18 años de forma homologable al resto de Europa, o de las islas. Yo creo que eso tiene que adoptarlo el gobierno de forma urgente y vamos a estar presionando.

CB. – ¿Qué opinión le merece el planteamiento del Gobierno sobre su Estrategia de movilidad sostenible, conectada y segura?

A.L.- Con ella sienta las bases para una futura legislación. En concreto, la ley de movilidad sostenible y financiación del transporte. La estrategia ha sido sometida a aportaciones públicas. Creo que es importante un acuerdo a nivel nacional de lo que tiene que ser la movilidad y su financiación, pero tiene que ser un acuerdo.

El secretario de Estado, Pedro Saura, dijo que tenía que ser de ese modo, dijo que esto solo se hará siempre que haya acuerdo con el sector.

CB. – ¿Y qué opina de la reforma de la LOTT, ROTT?

A.L.- El gobierno actual creo que tiene una tendencia que es legislar a golpe de política y de presión, y esta es una buena muestra. Haría falta hacer una reflexión global de los todos los aspectos que regulan tanto la LOTT como el ROTT.

Han planteado en el Congreso una iniciativa legislativa para modificar la LOTT únicamente en un aspecto y es el régimen sancionador para las empresas de VTC. Creo que eso es un parche, una cuestión concreta, entiendo que una legislación que está en distintos aspectos obsoleta merece una reflexión global y en diálogo y acuerdo con los segmentos implicados.

También decía anteriormente que el Gobierno está en una táctica muy peligrosa como es olvidar, o arrinconar al poder legislativo y legislar sobre todas las materias por el trámite de la urgencia, que es el que motiva la realización de cualquier Real Decreto ley que se somete con carácter de urgencia a la aprobación urgente del congreso. Creo que el gobierno está utilizando permanentemente como escusa el coronavirus para hacer lo que le da la gana.

El Covid ha sido una excusa para eliminar líneas deficitarias también por parte del Gobierno. Hay un real decreto de ley, en concreto es el 21, el que se llamó de la nueva normalidad, que establece la realización desescalada y en el artículo 17 dice que la atención, la oferta de frecuencias ferroviarias se irá amoldando a la demanda, y se irán acrecentando según la demanda. Yo pregunto, si el tren AVE de Córdoba a Madrid, que yo cojo a las 7 de la mañana no se oferta, yo no lo puedo demandar… Por lo tanto, es un planteamiento absurdo. Y, ¿qué ha ocurrido en el ámbito ferroviario? Que aquellas líneas que son rentables están recuperando la oferta y las que no lo son, se eliminan. Es una excusa para eliminar servicios deficitarios. Los trenes hotel o nocturnos del norte se han eliminado con esta excusa y no se van a recuperar. No se están recuperando líneas deficitarias.

CB.- ¿Y en cuanto al sector discrecional y sus ayudas dentro de las ayudas al turismo planteadas por el Gobierno, qué nos puede decir?

A.L.- El problema es que no hay ningún paquete de medidas para el sector turístico. Nosotros las hemos pedido desde el primer instante, creo que el discrecional está intensamente ligado al sector turístico. Claro que en todas las medidas que el Gobierno tenga que adoptar para el sector turístico tiene que contar con el transporte discrecional, así lo hemos pedido nosotros también.

También presentamos un paquete de medidas en el congreso para el sector turístico que fue rechazado, por cierto. El Gobierno entendemos que no está haciendo los deberes para un sector tan determinante para la economía española. Esperemos que también se utilicen los fondos Next Generation para ayudar a las empresas del sector.

CB.- ¿ Desea añadir algo más para concluir?

A.L.- Creo que el transporte público de viajeros representa un sector abandonado a su suerte y creo que eso no es de recibo para un sector tan necesario para el desarrollo de España. El reto es mantener las empresas del sector y ese reto es el que nos ha llevado a diseñar ese decálogo de medidas contempladas en la proposición no de ley.

Por Mayte Rodríguez López

Periodista especializada en movilidad y transporte público de viajeros. Editora de las revistas Carril Bus y City Motion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *