Vie. Dic 3rd, 2021

TMB contrata a Endesa X – Dominion la construcción de los cargadores ultrarrápidos de la H12 i la V15 y el mantenimento de la infraestructura durante cinco años por 4,6 millones de euros


Barcelona da un paso más en la reconversión tecnológica y ambiental de la red de autobuses urbanos con la implantación de cargadores ultrarrápidos en las paradas terminales de las líneas H12 y V15 para que el próximo año puedan circular por ellas vehículos articulados 100 % eléctricos de cero emisiones.

Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB) ha adjudicado a la unión de empresas Endesa X – Dominion la construcción de dos estaciones de recarga en cada línea y el mantenimiento integral de la infraestructura de carga de estas líneas y de la H16, que ya funciona plenamente electrificada desde el pasado verano.

Según el resultado del concurso público, Endesa X y Dominion construirán la infraestructura necesaria para que los autobuses eléctricos equipados con pantógrafo de las líneas H12 (Gornal – Besòs / Verneda) y V15 (Barceloneta – Av. Tibidabo) puedan cargar sus baterías durante el servicio hasta el nivel óptimo del 90 % aprovechando el tiempo de regulación en la parada del final del recorrido (lo que se denomina carga de oportunidad). Así, la H12 contará con una estación de recarga en cada terminal, es decir, una en
Gornal – Gran Via (L’Hospitalet) y otra en Verneda – Concili de Trento, y la V15 dispondrá de dos más, en el paseo Joan de Borbó, delante del hotel Vela, y en Josep Garí Av. Tibidabo.

La adjudicación se ha realizado por un importe de 3,7 millones de euros, más 940.000 euros del contrato de mantenimiento.

Recargas simultáneas


Cada estación de recarga eléctrica consta de un centro de transformación, dos rectificadores con una potencia máxima de 500 kW cada uno y los puntos de recarga. En la H12 habrá dos puntos de recarga en cada extremo de la línea para que dos autobuses puedan rellenar sus baterías al mismo tiempo, mientras que la V15 tendrá dos en la zona del Port y uno más en el Tibidabo.


La carga ultrarrápida por pantógrafo se lleva a cabo a partir de dos elementos: el cargador, un pilar de aproximadamente cinco metros de altura, similar a una farola, que se instala al inicio y al final de la línea para aprovechar los tiempos de parada del autobús con objeto de no interferir en los horarios del recorrido, y por otro lado el pantógrafo, un brazo mecánico retráctil situado en el techo del autobús que se despliega y se acopla al cargador para ejecutar la carga.


Por la noche, con los autobuses ya aparcados en las cocheras, y una vez finalizado el servicio, los vehículos recuperan el 100 % de las baterías en unas dos o tres horas para estar a pleno rendimiento al comienzo de la jornada del día siguiente. Por eso, las cocheras de Horta y de la Zona Franca se equiparán con los correspondientes cargadores de 50 kW de potencia para alimentar los nuevos autobuses articulados que sean necesarios, como se hace actualmente con los destinados a la H16, que cuentan con infraestructura de carga en la calle y en la cochera del Triangle, también suministrada por Endesa X.


Paralelamente, el pasado septiembre TMB contrató la fabricación de 29 autobuses articulados 100 % eléctricos, de 18 metros de longitud y carga de oportunidad, que se sumarán a los 30 del mismo tipo existentes en la flota de autobuses urbanos. Con los 59 autobuses eléctricos de gran capacidad, en el plazo aproximado de un año y medio se electrificarán completamente las líneas H12 (21 vehículos en días laborables) y V15 (16 vehículos), después de haber electrificado la H16 (22 vehículos) el pasado julio.


Las líneas que se electrificarán gracias a los nuevos cargadores están entre las más utilizadas de la red de autobuses de Barcelona: los días laborables y en condiciones normales, la H12 transporta a unos 25.000 viajeros y la V15, a unos 17.000. La H16, primera línea de alta demanda de España 100 % electrificada, registra unas 20.000 validaciones diarias.


Bonet: “Reduciremos 17.000 toneladas de CO2”


La presidenta de TMB, Laia Bonet, ha subrayado el «papel líder» que juega Barcelona en la implantación de tecnologías verdes en el transporte público colectivo, tanto en los vehículos como en las «imprescindibles infraestructuras de suministro energético». «Con la apuesta por la electrificación de líneas de autobús haremos posible la reducción de las emisiones de CO2 en 17.000 toneladas que nos hemos marcado para 2025 y nos alineamos con los objetivos de descarbonización y desarrollo sostenible», ha afirmado.

Por otro lado, Davide Ciciliato, director general de Endesa X, ha apuntado que “La movilidad eléctrica en el transporte público no solo es viable, sino necesaria. Contribuye a mejorar el servicio para los pasajeros, descontaminar las ciudades y optimizar la calidad de vida de las personas. Esta nueva colaboración entre TMB y Endesa X, que dota de infraestructura de recarga en vía pública a la electrificación total de 2 líneas tan importantes para la ciudadanía de Barcelona como son la H12 y V15, unidas a la ya electrificada H16, es una prueba de que la electrificación del transporte público acelera la transición hacia la movilidad
sostenible”.

Con estos nuevos cargadores ultrarrápidos, Endesa X y TMB refuerzan su relación y su compromiso para hacer de Barcelona una ciudad más sostenible. Y es que los primeros ya fueron instalados por Endesa en el año 2016 en la línea de autobuses H16 y fueron pioneros en Cataluña, España y Europa.

Por Mayte Rodríguez López

Periodista especializada en movilidad y transporte público de viajeros. Editora de las revistas Carril Bus y City Motion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *