Sáb. Jul 31st, 2021

Más de 3.300 personas usuarias, con una media diaria de 15, utilizan el servicio Clic.cat en la provincia de Girona pese a las afectaciones de la pandemia. El transporte a la demanda contribuye a garantizar la cohesión territorial y la equidad, y fomenta una movilidad sostenible.

Clic.cat, impulsado por la Generalitat de Catalunya, digitaliza el modelo de transporte público a la demanda para facilitar y agilizar el acceso a los servicios.

Clic.cat, la nueva marca del transporte público a la demanda de la Generalitat de Catalunya, se puso en marcha de forma pionera en la provincia de Girona. Más de 3.350 usuarios de 25 núcleos han utilizado este servicio gracias al grupo TEISA (Transportes Eléctricos Interurbanos SA), que ha transportado un promedio de 15 usuarios diarios en un total de seis líneas. Pese a la pandemia, los impulsores valoran muy positivamente este servicio, que se implanta en zonas con dispersión territorial donde no hay servicio de transporte público regular. Clic.cat hace hincapié en la digitalización del modelo de transporte público a la demanda que facilita y agiliza el acceso de la ciudadanía a los servicios. Permite gestionar la reserva previa con un mínimo de 15 minutos de antelación, mediante la aplicación móvil para iOs o Android o llamando por teléfono.

El transporte a la demanda de la Generalitat está formado por 233 líneas, que benefician a 733 núcleos de población de Catalunya. El consejero de Territorio y Sostenibilidad, Damià Calvet, destaca que el transporte a la demanda contribuye a garantizar la cohesión territorial y la equidad, a la vez que fomenta una movilidad sostenible. Para Calvet, la receta de una movilidad sostenible pasa “para que haya más y mejor transporte público” y adaptarlo a las necesidades de cada zona. “Es evidente que las áreas metropolitanas y más densas necesitan unas determinadas soluciones para el transporte público y, las zonas interurbanas, otras. Pero también es necesario que el territorio menos denso y más diseminado tenga soluciones”. Calvet contextualiza que “el transporte a la demanda hace más de 30 años que funciona en Catalunya en concierto con los ayuntamientos y consejos comarcales y con Clic.cat hacemos un salto para mejorarlo y ampliarlo”.

Una de las zonas con más aceptación de este servicio es en la provincia de Girona (en las comarcas del Gironès y del Pla de l’Estany), gestionado por la compañía centenaria TEISA desde hace casi un año y medio. Alex Gilabert, su director-gerente, explica que es “un éxito teniendo en cuenta que es el primer año y que ha coincidido con la COVID-19, pues el número de servicios reservados ha sido en 28% en el Pla de l’Estany y el 36% en el Gironès, cuando la previsión máxima con un servicio ya estabilizado era del 40%. Evidentemente, el servicio se visto afectado por la pandemia, pero se ha recuperado rápidamente, ya que al ser un servicio orientado a un transporte personalizado genera más confianza que el transporte público masivo en época COVID. En general se pueden extraer conclusiones muy positivas que nos aportan información sobre qué ruta funciona o si se debe reformular o reducir recursos para dedicarlos a otra zona”. Gilabert añade que “el transporte a la demanda también sirve para esto, para valorar la demanda real y poner recursos donde sea necesario”.

Durante este primer año de Clic.cat han atendido las peticiones y han modificado la previsión inicial en algunos casos. El transporte público a la demanda es un servicio que se implantó en octubre del 2019 en la provincia de Girona, en zonas con dispersión territorial donde no hay servicio de transporte público regular. Es un transporte por encargo con reserva previa del servicio, mientras que si no hay peticiones el bus no se desplaza y no gasta gasóleo. Se utilizan microbuses y a través de una aplicación móvil los usuarios pueden gestionar las reservas.

Pioneros en la aplicación móvil ‘Nemi’

El transporte público a la demanda permite optimizar el trayecto mediante los usuarios que solicitan el servicio. Los vehículos operan sólo cuando hay peticiones, por lo que se evitan recorridos y paradas y el trayecto es más rápido. Una de las principales novedades de este servicio es que puede contratarse mediante la aplicación móvil ‘Nemi’ -puesta en marcha por TEISA-, además de la vía telefónica convencional (Girona 972 204 868), de lunes a viernes laborables de 8 a 20 h. El usuario se asegura la reserva pidiendo el servicio con un mínimo de 15 minutos de antelación al horario preestablecido de inicio del servicio. Con esta aplicación se pueden hacer las reservas, consultar el horario del viaje, ver en tiempo real la posición del vehículo, las reservas realizadas, añadir las rutas preferidas, anular reservas y valorar el servicio.

Estos servicios están integrados a la Autoridad Territorial de la Movilidad (ATM) de Girona. Los usuarios que viajan con las tarjetas integradas pueden realizar transbordos gratuitos en las líneas comarcales del Pla de l’Estany (con un título ATM de 1 zona) y en las líneas intercomarcales en Girona (con un título ATM de 2 zonas), con lo que se favorece la intermodalidad en transporte público.

Les datos del Gironès y del Pla de l’Estany

En la comarca del Gironès, Clic.cat ha transportado, sin contar los tres meses de estado de alarma, una media de 10 viajeros en días laborables. Una vez suavizadas las restricciones durante la primera ola y después de los cambios de horarios que se implementaron en junio, a partir de septiembre se incrementó el promedio diario a 20 personas. En un año, 2.200 usuarios han utilizado el Clic.cat y los miércoles, jueves y viernes son los días con mayor demanda. “La R2, que va de Girona a la urbanización del Golf Girona, en Sant Julià de Ramis, funciona muy bien y ha acogido el 80% de los viajeros del Gironès”, detalla Àlex Gilabert. Esta ruta (10 paradas en 19,6 km) también se detiene en Sarrià de Ter. La otra línea que “también funciona bien” es la R3, de Girona a Campdorà (pasando por Sarrià), que “después de introducir cambios recibe el 18% de los viajeros del Gironès. En la R2, que ya tenía éxito, hemos incorporado dos frecuencias, y en la R3, ante la demanda, hemos sumado una parada en el Instituto Narcís Xifra”.

Por el contrario, la R1, que va de Girona a Canet d’Adri y Llorà, la demanda ha sido baja. Las tres líneas del Gironès conectan en total 13 núcleos población y dan servicio a unos 9.000 habitantes, sin contar la ciudad de Girona.

En la comarca del Pla de l’Estany, sin contabilizar los tres meses del estado de alarma, la media ha sido de 5 viajeros en días laborables. “Es la mitad que el Gironès en su inicio, pero con una densidad de población mucho más baja, lo que es lógico y razonable”, apunta Gilabert. En un año, 950 usuarios han utilizado el Clic.cat y los miércoles y jueves son los días con mayor demanda. El servicio del Pla de l’Estany se ha alargado hasta Mieres porque pese a tener “relación administrativa con la Garrotxa, tiene mucha vinculación social con el Pla de l’Estany”. Precisamente, la línea Banyoles – urbanización Font Pudosa (Banyoles) – Cal Germà (Porqueres) – Sant Miquel de Campmajor – Mieres, de 35 km, ha sido la que mejor rendimiento ha tenido. “Es especialmente destacable el caso de esta línea R1 Mieres, donde el 55% de los servicios tienen reserva y, por tanto, circulan. El 94% de los viajeros del Pla de l’Estany han utilizado esta línea”.

Por el contrario, las otras dos líneas han tenido menos repercusión: la R2, Banyoles – Vilademuls – Vilavenut (Fontcoberta), y la R3, Banyoles – Can Puig. “La R2 prácticamente no ha tenido demanda, mientras que la R3 había expectativas más altas y sólo ha captado el 5% de los viajeros”. En total, el TAD en el Pla de l’Estany conecta 12 núcleos de población y da servicio a unos 2.500 habitantes, sin contar Banyoles.

Máximas medidas de prevención

TEISA ha tomado las máximas medidas de prevención desde el inicio de la pandemia, incorporando desinfección con ozono, gel hidroalcohólico, cortinas anti-COVID en los buses urbanos y opción de pagar con tarjeta, entre otras. En los autobuses la renovación del aire es constante, cada 3-6 minutos. La compañía también cuenta con la certificación STOP-COVID de seguridad biológica.

Por Mayte Rodríguez López

Periodista especializada en movilidad y transporte público de viajeros. Editora de las revistas Carril Bus y City Motion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *