Mar. Ene 26th, 2021

Jon Ander, Continental: «El sector del autobús y el autocar el más afectado por la crisis de la COVID-19»

Jon Ander, director general de Continental Tires para España y Portugal hace un balance de 2020, un año en el que ha facturado unos 315 millones de euros, entre un 15 y un 18% menos que el ejercicio anterior. Un año en el que también Continental, a pesar de las circunstancias, ha seguido apoyando iniciativas como las de las vueltas ciclistas de España y Francia.

La firma ha mostrado su apoyo a las empresas de mercancías y viajeros y agradecido su esfuerzo durante este año. Durante este 23 de diciembre Continental repartirá cenas especiales entre los transportistas.

El equipo, la creatividad y la resistencia han sido las palabras claves de Continental durante este año y lamenta las enormes pérdidas personales que ha supuesto el COVID, como la de su propio compañero Fernando Saiz. Un año, en el que además, la firma se congratula de haber mantenido todos sus empleos.

Ander, responsable también de los mercados de Oriente Medio, África, Rusia y Turquía, comentaba las diferencias en los distintos mercados mundiales, siendo Europa uno de los más afectados económicamente, sin duda por la mayor protección que se da a sus ciudadanos.

Además, el directivo afirmaba que el área más perjudicada de la empresa fue la de Automotive, relacionada con la conectividad y con ventas de primer equipo, dado el parón en la fabricación de vehículos, especialmente durante los primeros meses de la pandemia.

La sección del caucho no ha caído tanto, ya que el 70% de las ventas pertenecen al sector de la reposición, incluso aumentando ventas en turismo, camión y moto.

Un año para la investigación y nuevos desarrollos

La inversión en I+D se ha mantenido durante este ejercicio. De hecho, Continental, considerado el segundo proveedor de la industria de la automoción, ha dedicado más esfuerzos a la investigación del coche autónomo y de los neumáticos para eléctricos, entre otros. «Si una cosa buena se puede sacar de la crisis es que se va a acelerar el tránsito hacia una movilidad sostenible, donde jugamos un papel importante desde Continental», afirmaba Jon Ander.

La expectativa para 2021 de la marca es buena. «No esperamos que esta segunda ola provoque paradas como la primera. La expectativa de negocio es superior que 2020, no llegaremos a los volúmenes de 2019, pero no esperamos dos meses de parón como este año, pero tendremos resaca paliada por los fondos europeos. Y es que con un paro del 20% es evidente que nos tendremos que dimensionar para un mercado menor», afirmaba el director de la compañía.

El estrés de las cadenas de suministro

«Es el primer año en el que no crecemos», comentaba también Ander durante la rueda de prensa en la que periodistas especializados de diferentes sectores preguntaban por cada segmento de la actividad. «Cuando pasa algo como esto se cuestionan muchas de las cosas que se hacían y se pone además mucho estrés en la cadena de suministro».

Y añadía, «nosotros cerramos las fábricas y tuvimos un momento en que no tuvimos ninguna activa, desde Asia a América. En abril todas estaban cerradas, pero los almacenes seguían funcionando. Nunca se paró la cadena de suministro para atender todo el sector que sí funcionaba: alimentación, sanitario, asistencia, etc».

Además, Continental hizo un trabajo excelente, en lo que se refiere al retorno a la actividad. «Tuvimos una etapa con falta de producto sobre septiembre, con más ventas incluso que en el ejercicio anterior, pero lo solventamos pronto. Ahora tenemos producto, los almacenes funcionan perfectamente y mantenemos nuestra productividad, algo que ha supuesto mucho esfuerzo por la incidencia del COVID entre nuestros trabajadores».

«El neumático de turismo cae un 20% y el de camión entorno a un 13% y el agrícola 7-8% en este 2020, pero con buenas previsiones para 2020, en el que podrían crecer», según indicaba el director de la marca.

Por último, Ander indicaba que «el sector del autobús y el autocar ha sido y es uno de los que sectores que más ha sufrido en esta crisis del COVID.

«El transporte de pasajeros se ha venido abajo, las frecuencias se han reducido, el turismo exterior se ha anulado y ha bajado el interior. Además, hay una falta confianza en el transporte público que tiene que recuperase socialmente, así como recuperar el Turismo en el país, que depende de factores externos, como la llegada de la vacuna y que se genere una confianza que favorezca el movimiento en autobuses y autocares», afirmaba Ander.

Por Mayte Rodríguez López

Periodista especializada en movilidad y transporte público de viajeros. Editora de las revistas Carril Bus y City Motion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *