Sáb. Oct 1st, 2022

Durante las jornadas celebradas hoy en el primer congreso nacional de DIREBUS, la asociación ha convocado a los representantes de los partidos políticos para trasladarles la situación del transporte discrecional español. Además, DIREBUS también ha buscado nexos de unión con asociaciones que forman parte del CNTC, asociaciones como ANTAXI, UNAUTO o FETRANSA y que participaron en una mesa de diálogo con representantes de DIREBUS.

DIREBUS, tres meses después de su entrada como miembro del CNTC, no solo celebra su primer congreso nacional, si no que lo hace con las ideas muy claras. La asociación busca el apoyo de políticos y asociaciones empresariales en aras de conseguir que la situación de sus empresarios tenga un eco social y una respuesta política que hasta la fecha no ha tenido.

Durante la celebración de su primer congreso la asociación no se ha cansado de insistir en que el transporte discrecional de viajeros en autocar ha sido el sector más castigado durante la pandemia. Empresarios como Oliver Lemus, tesorero además de esta asociación, daban a conocer la cruda realidad del sector que ha reducido su flotas y su personal de forma alarmante durante estos dos últimos años. Numerosos empresarios con los que Carril Bus habló durante el congreso confirmaron reducciones de flota y plantilla de más de un 30%. Ahora se encuentran, además, en una situación vulnerable por la subida excesiva del carburante y por la fuga de profesionales durante la pandemia hacia sectores que estaban activos, como el de mercancías.

Raúl Gilsanz, vicepresidente de Direbus, pedía a los responsables de Antaxi, Unauto y Fetransa, apoyo dentro del comité para el sector discrecional de viajeros en los puntos comunes que afectan a todas las asociaciones de transporte como es el caso de la escasez de personal o de los costos de combustible. En este sentido, las asociaciones se mostraron receptivas a trabajar en la defensa de intereses comunes.

Por su parte, los portavoces de PSOE, PP, VOX, UP y CS también se prestaron a abordar mesas de negociación exclusivas para el transporte discrecional, teniendo en cuenta que este sector tiene una problemática basada en la temporalidad de sus servicios y que requiere, entre otras cosas, convenios laborales especiales. «La idiosincrasia de este sector requiere medidas adaptadas al mismo».

Por Mayte Rodríguez López

Periodista especializada en movilidad y transporte público de viajeros. Editora de las revistas Carril Bus y City Motion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.