Dom. Oct 24th, 2021

Asimismo, el Consejo de Ministros también ha aprobado hoy un Real Decreto-ley con medidas para garantizar la viabilidad de los servicios dependientes del Estado.

CONFEBUS acoge favorablemente ambas medidas, muy necesarias para un sector sector cuyas pérdidas se estiman ya en más de 4.000 millones de euros.

La situación del sector sigue siendo muy delicada y urgen más medidas de apoyo para evitar la pérdida de empleo en una actividad que genera 95.000 puestos de trabajo.



Como eslabón clave de la cadena turística, y tras las reiteradas peticiones por parte de la Confederación Española de Transporte en Autobús (CONFEBUS) a las distintas administraciones y grupos políticos desde el pasado mes de marzo, el autobús ha sido incluido dentro del plan de apoyo al sector turístico aprobado esta mañana en el Consejo de Ministros.

CONFEBUS recuerda que la industria del transporte discrecional y turístico en autobús está en peligro, ya que desde el inicio de la pandemia su actividad se ha reducido prácticamente a cero. Esto sitúa engrave riesgo la supervivencia de las empresas que prestan estos servicios, en su mayoría pymes, así como los cerca de 22.000 empleos que genera. Además, considera que su recuperación es clave para la reactivación del sector turístico y la salida de la crisis, ya que, hasta la crisis del Covid-19, aseguraba la movilidad de casi 221 millones de viajeros al año.

Ya un nuevo Informe de IRU sobre el Impacto del Covid-19 ha revelado que las catastróficas repercusiones del Coronavirus en la industria del transporte por carretera es persistente, provocando un altísimo riesgo de impago e insolvencia en el sector a nivel mundial, lo que podría conducir a quiebras masivas. La investigación también muestra que la inacción de los gobiernos, que podría conducir a una ola de quiebras, está provocando que las pérdidas globales para el transporte de viajeros por carretera se hayan incrementado al menos hasta los 500.000 millones de dólares para el transporte de pasajeros. Además, la actualización es particularmente desastrosa para Europa, donde las pérdidas previstas para los operadores de transporte de viajeros se han disparado los 94.000 millones de dólares.

El transporte en autobús tiene una importancia estratégica muy relevante para la economía española por su estrecha vinculación al hipersector turístico, primera industria de nuestro país, resultando fundamental para la cadena y oferta turística (excusiones, congresos, ferias, fiestas populares, espectáculos, circuitos…). No en vano el autobús destaca por ser el modo colectivo que más viajeros mueve en España gracias a su capilaridad, que le permite por llegar a donde otros modos no pueden, para acceder a las poblaciones más recónditas a la vez que se viaja con todas las comodidades posibles. “Aunque la mayoría de los turistas entran en nuestro país por avión, los desplazamientos a nivel interno los realizan por carretera, siendo, por tanto, un elemento clave para su satisfacción, es en este punto donde cobra protagonismo un actor que puede pasar desapercibido, pero que, sin duda, colabora a que el sector turístico español ocupe el liderazgo mundial: el autocar. Sin transporte, no hay turismo”, explica Rafael Barbadillo, presidente de CONFEBUS.

De este modo, CONFEBUS considera que para la recuperación del transporte de viajeros por carretera se precisan más medidas de apoyo urgentes para preservar su competitividad y el mantenimiento de nuestro país como destino turístico mundial más competitivo y como motor de crecimiento y desarrollo de las ciudades y regiones. Al respecto, Rafael Barbadillo subraya que “las medidas adoptadas hasta la fecha por las distintas autoridades no han sido suficientes para paliar la grave situación que atraviesa el sector, resultando indispensable que se pongan en marcha, de manera urgente, más iniciativas que garanticen la supervivencia de las empresas de transporte en autobús y preserven el empleo y la cadena de valor añadido que generan en las regiones y poblaciones donde se ubican”.

Así, dentro del Plan para la Recuperación y Resiliencia del Sector que presentó al Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana el pasado mes de diciembre, desde la Confederación plantean al gobierno una batería de medidas para mitigar el impacto de la crisis centradas en facilitar la liquidez para las empresas para mantener la viabilidad de los servicios y el empleo, la creación de un fondo de financiación, la prolongación de los ERTEs todo lo que sea necesario, la puesta en marcha de una campaña publicitaria que fomente el turismo, la moratoria en el endeudamiento de las empresas por la inversión en flota de vehículos, la reducción del IVA al 4% (IVA superreducido como bien de primera necesidad) y el lanzamiento de una campaña para la recuperación de la confianza de los viajeros en este transporte seguro, que cumple con las medidas de seguridad e higiene necesarias.

Por todo ello, CONFEBUS quiere también trasmitir a la sociedad el valor real de los servicios de transporte discrecional y turístico en autobús para España, que debe ser mucho más reconocido y valorado por las políticas y estrategias de desarrollo y recuperación socioeconómica que establecen las autoridades de nuestro país, ya que, además, ha sido uno de los sectores más castigados por la crisis del Covid-19, cuyos efectos comenzaron a sentirse en febrero, mucho antes que en el resto de actividades. Igualmente, se trata de un sector que ha tenido una importante evolución en los últimos años, con una flota que ha mejorado cualitativamente tanto en materia de servicios, como en seguridad, sostenibilidad y tecnología. Tanto es así, que actualmente, España cuenta con la flota más moderna de Europa.

Sin duda, la promoción del transporte turístico en autobús podría contribuir de manera muy efectiva tanto a los objetivos de política pública de reducción de emisiones como a una mayor competitividad de la oferta turística, dado que mitiga los problemas de última milla y supera las rigideces presentes en otros modos, llegando a todos los rincones turísticos de nuestro país y ayudando al desarrollo rural.

Asimismo, resulta una actividad fundamental que sirve para dar a conocer y aprovechar el rico patrimonio cultural, histórico, natural y gastronómico de España: tercer país del mundo con más lugares declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, Estado miembro de la UE que mayor extensión aporta a la Red Natura 2000, uno de los tres países donde más congresos y convenciones se organizan a nivel mundial y segundo país del mundo en recepción de turistas extranjeros.

Medidas para garantizar la viabilidad de los servicios dependientes del MITMA

Por otro lado, tras reiteradas peticiones, tanto de CONFEBUS como del Comité Nacional del Transporte por Carretera (CNTC), el Consejo de Ministros también ha aprobado hoy, a través de un Real Decreto-ley, los términos para llevar a cabo un nuevo reequilibrio económico de los contratos de gestión de servicios públicos de transporte regular de viajeros de uso general por carretera de competencia estatal, que ha seguido estando alterado sustancialmente tras la finalización del primer estado de alarma, como medida excepcional para garantizar la viabilidad de estos servicios que son esenciales para la movilidad de los ciudadanos. El sector, muy afectado durante dicho periodo, ha seguido sufriendo una demanda por debajo del 50% de la habitual en el período estival, porcentaje que se ha visto reducido en otoño y que se ha agravado por las nuevas medidas restrictivas adoptadas por las CC.AA.

Según ha señalado el MITMA, el objetivo final de esta medida es, por un lado, aliviar la necesidad de liquidez de los operadores para que puedan seguir prestando un servicio público esencial y, por otro lado, garantizar una red de transporte capilar que facilita la movilidad de los sectores más necesitados de la sociedad.

Al respecto, el presidente de CONFEBUS, Rafael Barbadillo, destaca: “es necesario preservar el tejido productivo de la movilidad para que, una vez superada la crisis, las empresas tengan la capacidad de garantizar la prestación de servicios y preservar el sistema de transporte público en nuestro país, ofreciendo los niveles necesarios para atender la demanda de movilidad de las personas, como condición básica de su calidad de vida y para sus necesidades cotidianas, así como para acceder a servicios públicos básicos y a otros de carácter esencial”.

No podemos olvidar que el transporte en autobús es el modo de transporte más utilizado en España, supone el 50% de los desplazamientos colectivos de personas, siendo un ejemplo de una movilidad responsable, sostenible y eficiente. Garantiza el derecho a la movilidad universal y acceso a los servicios del Estado del Bienestar (educación, sanidad, trabajo…). Además, gracias a su capilaridad y tupida red, permite llegar a todos los rincones. Es un transporte eficaz y de fácil conexión con otros modos, además de esencial para ciertos colectivos, destacando también su capacidad para mover a grandes grupos de personas a bajo coste, así como su estabilidad tarifaria.

Las pérdidas de facturación del sector del transporte en autobús en 2020 se estiman ya en más de 4.000 millones de euros, estando en riesgo más de 30.000 empleos y un tercio de las empresas.

Por Mayte Rodríguez López

Periodista especializada en movilidad y transporte público de viajeros. Editora de las revistas Carril Bus y City Motion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *