Dom. Oct 24th, 2021

Tras la entrada del Decreto 37/20 del 22 de diciembre que alarga la antigüedad de los buses de líneas regulares en 15 meses, el presidente de DIREBUS, pide lo mismo para todo el transporte de viajeros.

Alfonso Taborda, ha escrito al ministro de Transportes, José Luis Ábalos, en nombre de DIREBUS y en relación con el Real Decreto aprobado el pasado 22 de diciembre sobre medidas urgentes para la vivienda y el transporte. Unas medidas en las que se alarga la antigüedad de los autobuses de las líneas regulares en 15 meses. Taborda le pide a Abalos que la antigüedad se alargue para todos los vehículos destinados al transporte de viajeros y no solo para las líneas regulares.

Alfonso Taborda manifestaba en su escrito: «Me permito el ponerme en contacto con Ud. como empresario del sector del transporte. El motivo no es otro que transmitirle la total sorpresa que me ha causado la publicación en el BOE del pasado 23 de diciembre del RDL 37/2020 de 22 de diciembre, de medidas urgentes para hacer frente a las situaciones de vulnerabilidad social y económica en el ámbito de la vivienda y en materia de transportes, en especial en lo que hace referencia, el citado Real Decreto Ley en su capítulo II de las Disposiciones, artículo 2 “Reequilibrio económico de los contratos de gestión de servicios públicos de transporte regular de viajeros por carretera de uso general para paliar las consecuencias del COVID-19 tras la finalización del estado de alarma declarado por el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo” en concreto el punto onceavo por el que y cito literalmente:

[…] “11. Los contratos de gestión de servicios públicos de transporte regular de viajeros por carretera de uso general de titularidad de la Administración General del Estado verán incrementada la antigüedad máxima de los vehículos adscritos en quince meses. […]

Según afirma este empresario, que además preside la asociación de transporte, DIREBUS, ya son muchos los meses que lleva el sector del transporte, especialmente los segmentos de Discrecional/Turístico y Regular de Uso Especial,  esperando por parte de las diferentes administraciones y en especial de su Ministerio, del que dependen, respuestas a la gravísima situación económica por la que atraviesan miles de microempresas y PYMES.

Las medidas tomadas para la contención del virus y el freno a la pandemia han ahogado la actividad económica del sector hasta límites nunca conocidos, habiendo situado nuestra actividad en un 85% menos de media que años anteriores, según indicaba Taborda en su escrito, «teniendo que seguir haciendo frente nuestras empresas, sin embargo, a los importantes costes de estructura que una empresa de transporte supone con ingresos cero desde el pasado mes de febrero«.

El presidente de Direbus se refería también en su escrito a palabras del mismo Gobierno de España sobre la gravísima situación en que la pandemia ha puesto a las empresas del sector, según el RDL 37/2020:

  1. […] “el transporte de viajeros por carretera se configura como un sector facilitador de la actividad económica. Garantiza el derecho a la movilidad universal y permite el desarrollo de actividades laborales, de educación, sanitarias y de turismo.”
  2. […] el sector del transporte de viajeros por carretera se ha visto gravemente afectado por la crisis sanitaria del COVID-19, la drástica reducción de la demanda durante el primer estado de alarma y confinamiento general, de entre el 90 % y el 100 %, ha generado graves problemas de liquidez en las empresas, poniendo en riesgo la viabilidad de los servicios en un sector intensivo en recursos humanos y capital […]
  3. […] las medidas adoptadas por la administración sanitaria han provocado el incremento de costes asociados a la protección de los trabajadores y de los usuarios, mediante la utilización de equipos de protección individual, instalación de elementos de protección, desinfección y limpieza adicional de vehículos […]
  4. […] A esta situación se ha añadido un nuevo estado de alarma que ha permitido a las comunidades autónomas el cierre perimetral de sus territorios, restringiendo la movilidad intercomunitaria que es típica en los contratos de titularidad de la Administración General del Estado. […]

«Los puntos citados y sin duda acertadamente reseñados en el Real Decreto Ley, es de justicia destacar que se tratan de realidades que no afectan únicamente al transporte regular de viajeros por carretera, sino a todos los segmentos que conformamos el sector«, afirma Taborda. Y añade, «pero es que adicionalmente en mi caso, como en el 99,9% de los casos de microempresas y PYMES hay que añadirle que el sector turístico, como ustedes saben, se ha situado en el presente año en niveles que nos han hecho retroceder 25 años, según datos publicados por Exceltur en el mes de octubre del presente. El turismo de congresos y convenciones se halla completamente suspendido, en algunas comunidades autónomas, incluso prohibido dentro del plan de medidas anti-covid. El ocio colectivo está limitado por las diferentes normativas impuestas por las diferentes comunidades autónomas, el turismo de la tercera edad suspendido hasta, como pronto, octubre de 2021 y el turismo internacional, independientemente de la vía de entrada -aeropuertos o cruceros- pasa sus horas más bajas a nivel mundial. De estos datos y otros, que no expondré por no resultar redundante, se desprende, como ya auguran los expertos económicos, y atendiendo a que para España la industria turística es su principal motor económico, que la recuperación de esta industria no llegará antes de 2023″.

Para Taborda, la insolvencia financiera es ya, hoy en día, denominador común de la mayor de los compañeros del sector, «empresas de carácter familiar, como la mía, creada de la nada con la entrega, esfuerzo y sacrificio que conlleva ser emprendedor en este país y asumir la responsabilidad de transportar a diario a cientos, incluso miles de vidas».

Y fruto de esa situación el sector lleva diez meses intentando ser responsable en la solicitud de medidas que vengan a paliar los efectos de una crisis, que de seguir así acabará con más del 50% del tejido empresarial del transporte, microempresas y PYMES que dan empleo directo a más de 50.000 personas, y cuyo efecto multiplicador resulta incontable por su íntima relación con el sector turístico, cultural, deportivo y de ocio.

Homogeneización de la edad máxima para hacer escolar

Entre las medidas solicitadas por las diferentes asociaciones de empresarios de transporte, hay una cuyo efecto para las arcas públicas es inexistente, y que persigue, además de procurar un balón de oxígenos para las 4.000 PYMES del sector, la homogeneización en España de la antigüedad máxima permitida para la realización de transporte escolar:

«No parece descabellado que yo le solicite a Ud. que, habida cuenta, que los autocares que le han costado a mi empresa un valor medio de 250.000€ y que siguen estando parados en la nave desde el pasado febrero, perdiendo valor día tras día, y que he debido continuar pagando con ingresos cero  -a razón de cuotas mensuales que alcanzan los 6.000€- podamos utilizarlos, como lo hacen nuestros compañeros transportistas de Baleares, Canarias, Ceuta o Melilla y como lo hacen empresas de múltiples países del resto de la Unión Europea para el transporte escolar más allá de los 16 años de antigüedad», afirma Taborda en su misiva.

Y añade, «pero la respuesta por parte de la Administración que Ud. representa siempre ha sido la misma: el Green Deal y el Eje de transición ecológica impuesto por la Unión Europea para la recepción de fondos Next Generation«.

En esta línea, el empresario afirma: «Sin embargo, parece que no a todos los segmentos se nos mide por el mismo rasero, porque una medida solicitada por todos, pero en especial por el segmento de PYMES dedicadas al discrecional y regular de uso especial, finalmente y según su Real Decreto Ley 37/2020 solo ha decidido beneficiar a los vehículos de empresas concesionarias de líneas de transporte regular que se hallen adscritos al contrato».

El empresario concluye afirmando: «entenderá Ud. Señor Ábalos que no le pedimos ni más ni menos que lo que Uds. ya reconocen por ley que necesitan las empresas del sector para sus sostenimiento, de manera que le solicito que haga extensiva esta medida de ampliación de antigüedad de vehículos a todos los vehículos dedicados al transporte terrestre de viajeros [menores o adultos] cuya edad se encuentre limitada para que no recaiga sobre su gobierno un nuevo episodio de legislación que viene solo a proteger al 1,2% del sector, dejando en la cuneta de un modo injusto, desigual e inentendible a tantos ciudadanos como yo, que en aras de construir un país mejor, nos hemos dejado la piel, la capacidad económica de nuestras pequeñas empresas familiares y tantas renuncias personales, creando o continuado con las empresas de transporte, que han sido, son y serán pieza clave en el futuro de nuestro país en materia de movilidad, turismo y economía».

En palabras de Taborda, la situación creada es incomprensible, amén de establecer desigualdades competitivas en el mercado, por lo que se pide una respuesta por parte del Ministerio.

Por Mayte Rodríguez López

Periodista especializada en movilidad y transporte público de viajeros. Editora de las revistas Carril Bus y City Motion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *