Lun. Oct 18th, 2021

ENTREVISTA

ALSA desvela sus objetivos en el transporte urbano

Entrevista con Francisco Iglesias, Consejero delegado Grupo Alsa

Francisco Iglesias, Consejero delegado de ALSA GRUPO.

“Tenemos vocación de ser un operador de movilidad global, multimodal y multiámbito”

Alsa opera el transporte en más de 40 ciudades y áreas metropolitanas en España, a las que se acaba de unir Granada y próximamente lo hará Jaén. En esos servicios opera una flota de 1022 autobuses. Hablamos con el consejero delegado de la compañía, Francisco Iglesias, sobre la estrategia de desarrollo de la compañía en los entornos urbanos.

“Desde 2015 hemos logrado reducir un 18.4% las emisiones y para finales de este año dispondremos de 455 vehículos de propulsión alternativa eléctricos, propulsión híbrida, GNC/GNL y combustibles dualizados ECO tanto GNC como GLP), lo que supone el 15% del total de la flota que operamos en España”

 

CB.- Qué número de servicios de transporte urbano opera ALSA en España y cuál es la flota dedicada a ellos en nuestro país. Asimismo, que servicios urbanos explota en el extranjero y cuál es la flota dedicada a ello.

Francisco Iglesias- En el ámbito urbano y metropolitano, en España operamos el servicio urbano en más de 40 ciudades y áreas metropolitanas, a las que recientemente se ha unido Granada y próximamente lo hará Jaén. En ellos empleamos una flota de 1.022 autobuses.

Fuera de nuestras fronteras, somos el primer operador de transporte urbano en Marruecos, gestionando las redes de 5 de las 6 mayores ciudades del país: Casablanca, Rabat, Marrakech, Tánger y Agadir, además de Khouribga, dando servicio a más de un tercio de la población de Marruecos con una flota de 1.700 autobuses.

En Europa operamos dos líneas de TPG, el transporte público de Ginebra, y la red de la ciudad de Gex, en Francia. El próximo año iniciaremos los servicios en las áreas metropolitanas de Lisboa y Oporto. En el exterior operamos en conjunto una flota de 1.868 vehículos.

Estamos muy enfocados y queremos seguir creciendo en el segmento de la movilidad urbana, tanto en España como a nivel internacional.

“Cuando hablamos de movilidad urbana, en Alsa pensamos a nivel global, pero sabemos que el transporte urbano cubre esencialmente necesidades de movilidad locales por lo que a la hora de diseñar nuestras soluciones, nos adaptamos a las necesidades y particularidades locales de cada operación”

CB.- En primer lugar, ¿qué significa y engloba para el grupo ALSA ser un operador de movilidad urbana?

F.I.- Como compañía de movilidad multimodal, sostenible y conectada, en Alsa estamos firmemente comprometidos con los Objetivos de Desarrollo Sostenible, en especial con el ODS de «Ciudades y Comunidades Sostenibles». Compartimos el objetivo común de convertir nuestras ciudades en espacios más verdes y saludables para todos. Por ello, creemos que hay que conseguir que el transporte colectivo sea la columna vertebral sobre la que pivote una nueva movilidad urbana más sostenible.

Cuando hablamos de movilidad urbana, en Alsa pensamos a nivel global, pero sabemos que el transporte urbano cubre esencialmente necesidades de movilidad locales por lo que a la hora de diseñar nuestras soluciones, nos adaptamos a las necesidades y particularidades locales de cada operación, independientemente de su tamaño.

CB.- En la actualidad, ¿qué tipos de servicios explotan como operador de transporte urbano: autobuses, tranvías, bicis, sharing, patinetes…? ¿Se plantean operar algún nuevo modo en el futuro?

F.I.- Tenemos vocación de ser un operador de movilidad global, multimodal y multiámbito, por lo que no nos cerramos a prestar ningún tipo de servicio actualmente existente o nuevo modo que pueda surgir en el futuro.

Lo que creemos es que todo el ecosistema de nuevas formas de micromovilidad urbana que ha surgido en nuestras ciudades y que, en su conjunto, contribuye a una movilidad más sostenible, debe ser convenientemente ordenado, preferentemente en torno al transporte urbano, para que resulte más eficaz y preste un mejor servicio a los ciudadanos.

CB.- ¿Cuál es su estrategia medioambiental para luchar contra el cambio climático?

F.I.- Nuestra estrategia medioambiental tiene como principal objetivo reducir las emisiones que genera nuestra actividad, a pesar de que, como todos sabemos, el autobús es el modo sostenible por excelencia. En este sentido, creemos que es clave avanzar en el proceso de transición hacia flotas de tecnologías limpias en nuestras ciudades y áreas metropolitanas, en línea con el Green Deal lanzado por la Comisión Europea para conseguir la neutralidad en carbono en el año 2050.

En este camino, en Alsa estamos dando importantes pasos: Desde 2015 hemos logrado reducir un 18.4% las emisiones  que generamos y para finales de este año dispondremos de 455 vehículos de propulsión alternativa en sus diferentes variantes (eléctricos, propulsión híbrida, GNC/GNL y combustibles dualizados ECO tanto GNC como GLP), lo que supone el 15% del total de la flota que operamos en España. 

En el ámbito urbano, desde 2020 ya no incorporamos autobuses que no sean eco o cero emisiones, y este año hemos ampliado nuestro compromiso con la reducción de emisiones con el ambicioso objetivo de adquirir exclusivamente vehículos 100% Cero emisiones para nuestras operaciones urbanas de cara a 2030.

A nadie se le escapa el importante esfuerzo inversor que supone apostar por estas tecnologías, a día de hoy con grandes sobrecostes frente a las tradicionales.  Por eso serán necesarias ayudas públicas para financiar estos sobrecostes, como lo está haciendo el Gobierno en el marco de los fondos EU Next Generation. En este sentido, esperamos que los fondos europeos recientemente aprobados para los ayuntamientos supongan un importante impulso en este proceso de transición a flotas cero emisiones.

“En el ámbito urbano, desde 2020 ya no incorporamos autobuses que no sean eco o cero emisiones, y este año hemos ampliado nuestro compromiso con el ambicioso objetivo de adquirir exclusivamente vehículos 100% Cero emisiones de cara a 2030”

CB.- En la apuesta por la sostenibilidad, ¿cuáles son las soluciones por las que opta su grupo en el transporte urbano: electricidad, gas, hidrógeno…?

F.I.- En Alsa realizamos procesos de prospección y test de vehículos de forma permanente, que nos permiten tener un conocimiento exhaustivo sobre el  estado de desarrollo y fiabilidad de las distintas soluciones presentes en el mercado. Ello nos facilita seleccionar las tecnologías que mejor se adaptan en cada caso a cada tipología de servicio y a la eficiencia de la operación, los requerimientos de nuestros clientes y a las especificaciones derivadas de las obligaciones contractuales de los Reguladores.

En la actualidad hay una gran diversificación de tecnologías en términos de eficiencia medioambiental. Por ello hemos implementado soluciones basadas en gas GNC/GLP en servicios metropolitanos y de media distancia, tecnología eléctrica en autobuses urbanos y, a corto plazo, la aplicaremos a autobuses de cercanías.

Dentro de nuestra apuesta por la movilidad sostenible, y con la vocación de liderar la transición a flotas cero emisiones en nuestro país, este año hemos sido pioneros en realizar pruebas de autobuses de hidrógeno en condiciones reales de explotación en Madrid y Oviedo. También estamos trabajando en soluciones alternativas a la electricidad para servicios de media y larga distancia orientadas a GNL en el corto plazo, y al hidrógeno en el medio plazo. En definitiva, aplicamos la tecnología de propulsión que está suficientemente madura y evolucionada.

C.B.- ¿En cuánto a digitalización y nuevas tecnologías tienen una estrategia para su desarrollo, qué objetivos se plantean en este campo?

F.I.- Las nuevas tecnologías y la digitalización son un gran aliado de la nueva movilidad y creemos que deben evolucionar al mismo tiempo. El fruto más reciente de nuestra estrategia de digitalización es Mobi4U, una app móvil propia para los clientes de Alsa, basada en la Movilidad como Servicio o MaaS (Mobility as a Service). La App permite agregar todos los servicios de movilidad de una ciudad, conocer en tiempo real la información de los servicios y su estado, próximas paradas, conexiones intermodales, etc., facilitando a los viajeros planificar su ruta en función de sus preferencias y teniendo en cuenta su ubicación, para indicarle la combinación más adecuada.

Hemos arrancado Mobi4U con información propia de Alsa de cinco áreas: Asturias, Almería, Cantabria, Vélez-Málaga y Rabat (Marruecos), a las que seguirán nuevas ciudades y nuevas funcionalidades. Con ello, nos situamos a la vanguardia en el desarrollo de soluciones MaaS dentro de nuestra apuesta por la digitalización.

“El fruto más reciente de nuestra estrategia de digitalización es Mobi4U, una app móvil propia para los clientes de Alsa, basada en la Movilidad como Servicio o MaaS (Mobility as a Service). La App permite agregar todos los servicios de movilidad de una ciudad, conocer en tiempo real la información de los servicios y su estado, próximas paradas, conexiones intermodales, etc., facilitando a los viajeros planificar su ruta…”

C.B.- ¿Cómo ven la evolución e implantación de los autobuses autónomos tras la experiencia pionera que tienen en este tema (Univ. Autónoma de Madrid)?

F.I.- La puesta en operación real del primer Bus Autónomo 100% eléctrico que circula en nuestro país en tráfico abierto en el Campus de la UAM es un hito en la historia de la movilidad en España. Está resultando una experiencia muy positiva, especialmente por el componente de innovación y de colaboración público-privada que supone este proyecto, que esperamos poder extender pronto a otras ciudades.

C.B- En cuanto a la falta de una ley de financiación para los transportes urbanos, ¿cómo les afecta a los operadores y en concreto a ALSA?

F.I.- La rápida aprobación de la Ley de Movilidad Sostenible y Financiación del Transporte Urbano, actualmente en trámite parlamentario, es para Alsa y el resto de operadores de vital importancia, ya que es imprescindible para garantizar la estabilidad financiera del sistema. Esta norma, junto al resto de iniciativas legislativas tanto nacionales como europeas que están en marcha, son de un gran calado porque van a afectar a prácticamente a todos los órdenes de nuestra gestión y van a definir cómo va a ser el transporte urbano en la próxima década.

Creemos que supone una gran oportunidad para fortalecer nuestro modelo de movilidad de transporte público. Estamos completamente de acuerdo con los principios generales que rigen estas normas: la descarbonización de la economía, evolucionar hacia transportes públicos neutros en emisiones, situar la movilidad como un derecho de los ciudadanos, ganar espacio al automóvil en las ciudades, el fomento de la movilidad activa, etc. 

Pero junto a ello, habrá que estar muy atentos al desarrollo normativo estas normas, sobre las que a día de hoy existen muchas incertidumbres. Especialmente en lo referente a la transición a flotas ecológicas, pero también en otros aspectos como la necesaria coherencia entre unas normas y otras, sobre la elección de nuevas tecnologías de propulsión, o sobre la posibilidad de un trato diferenciado entre operadores públicos o privados, incomprensible ya que en ambos casos gestionamos servicios públicos de movilidad.

C.B.- ¿Los objetivos del gobierno de crear ZBE y mejorar la movilidad urbana supondrán un cambio importante para los operadores?

F.I.-Sobre la implantación de nuevas zonas de bajas emisiones (ZBE) como una de las medidas favorecedoras de una movilidad sin emisiones, que obliga a gran parte de municipios españoles a establecer antes de 2023 planes de movilidad urbana sostenible que incluyan ZBE, pesamos que, en términos generales, es una medida positiva, ya que debe favorecer el transporte público. 

Sin embargo, pensamos que deben clarificarse algunos aspectos, para asegurar que la implantación de la ZBE conlleve una mejora paralela del transporte público que favorezcan la movilidad en esas áreas y sus accesos. La creación de las ZBE tiene que ser una oportunidad para la implantación de carriles propios y espacios de parada suficientes que mejoren la  velocidad comercial. Y también debe asegurarse la circulación de otros servicios, como discrecionales, turísticos, escolares…

“La creación de las ZBE tiene que ser una oportunidad para la implantación de carriles propios y espacios de parada suficientes que mejoren la  velocidad comercial. Y también debe asegurarse la circulación de otros servicios, como discrecionales, turísticos, escolares…”

CB.- ¿En el transporte urbano el crecimiento de vuestro grupo se realiza normalmente mediante concursos?

F.I.- Si, es lo más habitual. Presentamos nuestras ofertas a los concursos por propia iniciativa, y también en ocasiones somos invitados a participar en licitaciones, sobre todo de carácter internacional.