Sáb. Jul 31st, 2021

La compañía presenta un ambicioso plan que incluye la electrificación mundial de la flota de recogida y entrega de paquetes, y establecer un Centro de Captura de Carbono Natural en Yale para avanzar en las soluciones de captura de carbono.

FedEx Corp., propietaria de la aerolínea de carga más grande
del mundo, anunció este pasado miércoles un ambicioso objetivo para conseguir que sus operaciones sean neutras en carbono a nivel mundial para 2040.

Para ayudar a alcanzar este objetivo, FedEx ha designado una inversión inicial de más de 2.000 millones de dólares durante los próximos años para apoyar iniciativas diseñadas para hacer que las operaciones de la compañía sean más sostenibles en toda su flota de vehículos motorizados y aviones, así como en sus instalaciones.

Esto incluye un compromiso de 100 millones de dólares a la Universidad de Yale para ayudar a establecer el Centro de Captura de Carbono Natural, acelerando la investigación de métodos de captura y almacenaje de carbono a gran escala, con el foco puesto inicialmente en ayudar a compensar las emisiones de gases de efecto invernadero equivalentes a las emisiones actuales de las aerolíneas.

«Tenemos la responsabilidad de tomar medidas audaces para hacer frente a los desafíos climáticos», dijo Frederick W. Smith, Chairman and CEO, FedEx Corp. «Este objetivo se basa en nuestro compromiso duradero con la sostenibilidad mediante todas nuestras operaciones, al mismo tiempo que invertimos en soluciones transformadoras a largo plazo para FedEx y toda
nuestra industria.»

Los pasos clave para alcanzar el objetivo de neutralidad de carbono incluyen:
• Electrificación de vehículos. Para 2040, toda la flota de recogida y entrega de paquetes de FedEx (PUD) estará compuesta por vehículos eléctricos de cero emisiones. Esto se logrará a través de programas escalonados para sustituir los vehículos existentes. Por ejemplo, para 2025, el 50% de las compras de vehículos PUD de FedEx Express en todo el mundo serán eléctricos, llegando al 100% de todas las compras en 2030.
• Soluciones sostenibles para los clientes. FedEx trabajará con los clientes para ofrecer sostenibilidad de principio a fin en sus cadenas de suministro a través de ofertas de envíos neutros en carbono y soluciones de embalaje sostenibles.
• Combustibles sostenibles. FedEx seguirá invirtiendo en combustibles alternativos para reducir las emisiones de sus aviones y vehículos.
• Conservación del combustible y modernización de los aviones. FedEx se basará en sus exitosas iniciativas de FedEx Fuel Sense diseñadas para reducir el consumo de combustible en sus aviones. Desde 2012, los programas FedEx Fuel Sense y la modernización de aviones han ahorrado un total de 1.430 millones de galones de combustible para aviones y han evitado más de 13,5 millones de toneladas métricas de emisiones de dióxido de carbono (CO2).
• Instalaciones. FedEx seguirá esforzándose por hacer que sus más de 5.000
instalaciones en todo el mundo sean más sostenibles a través de inversiones continuas en instalaciones eficientes, energía renovable y otros programas de gestión energética.
• Captura y almacenamiento de carbono natural. Los fondos de FedEx ayudarán a establecer el Centro de Yale para la Captura de Carbono Natural, con el fin de apoyar la investigación aplicada a las soluciones de captura y almacenamiento de carbono natural.

El camino hacia la sostenibilidad requiere nuevas estrategias para eliminar y almacenar el exceso de carbono en la tierra. El Centro de Captura de Carbono Natural fomentará la investigación interdisciplinaria en las ciencias naturales y la ingeniería en un esfuerzo por acelerar este trabajo.
Los investigadores del centro desarrollarán métodos que se basen en los sistemas naturales de almacenamiento de carbono, incluidos los ecosistemas biológicos y el ciclo geológico del carbono, mejorando, en la medida de lo posible, la rapidez con la que se puede absorber el
carbono, la cantidad que se puede contener y el tiempo que se puede almacenar. Con estos esfuerzos, los científicos de Yale pretenden crear una cartera de estrategias de eliminación de carbono que tengan efectos a escala mundial.
Partiendo de los éxitos iniciales en el sector de la aviación, el centro ampliará su alcance para abordar otras fuentes globales de emisiones, publicando y compartiendo sus conclusiones para que las empresas, las industrias y los gobiernos puedan beneficiarse de un trabajo que acelerará
la adopción y aplicación de estrategias de captura de carbono natural en todo el mundo.

«La lucha contra el cambio climático es un reto complejo que exige una acción urgente y las estrategias de captura de carbono natural serán una parte fundamental de esa acción», dijo la Dra. Ingrid C. «Indy» Burke, the Carl W. Knobloch, Jr. Dean de la Yale School of the Environment.
«A través de la creación del Centro de Captura de Carbono Natural, pretendemos desarrollar estrategias de captura de carbono medibles para ayudar a compensar las emisiones de carbono a nivel mundial».
El compromiso de FedEx se basa en un historial de prácticas sostenibles. Desde 2009, los esfuerzos de la compañía han contribuido a una reducción de aproximadamente el 40% en la intensidad de las emisiones de CO2 en toda la empresa, mientras que el volumen de paquetes aumentó un 99% durante ese período. Recientemente, FedEx ha sido clasificada como la primera de su sector en la lista de JUST Capital 2021 de «Las empresas más justas de Estados Unidos» en la categoría de medio ambiente y la primera en el sector de viajes, transporte y logística de «Las empresas más responsables de Estados Unidos 2021.»

«Aunque hemos hecho grandes progresos en la reducción de nuestro impacto medioambiental, tenemos que hacer más. La salud a largo plazo de nuestra industria está directamente vinculada a la salud del planeta, pero este esfuerzo va más allá de la cuenta de resultados: es lo correcto»,
dijo Mitch Jackson, Chief Sustainability Officer, FedEx Corp. «En FedEx, nos comprometemos a conectar a personas y posibilidades de forma ingeniosa y responsable. Los pasos que estamos dando hoy contribuirán a un impacto positivo para las generaciones venideras.

Por Mayte Rodríguez López

Periodista especializada en movilidad y transporte público de viajeros. Editora de las revistas Carril Bus y City Motion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *