Sáb. Sep 18th, 2021

La Junta de Andalucía, ha retrasado la licitación del concurso de las rutas escolares para los próximos años, por lo que lanza una oferta pública puente para unos pocos meses que perjudica a las empresas y usuarios. Según indica Fedintra, «en este proceso ya hay rutas escolares se han quedado desiertas al salir la licitación  por debajo de costes».

– En estos contratos puente, en materia de desinfección de los vehículos por COVID, la Junta calcula unos 0,30 céntimos al día, cuando la media de costes es de 20 €/día y autobús.

Agosto de 2021. Fedintra, la Federación Independiente de Transportistas de Andalucía, ha mostrado su oposición al plan de la Junta de Andalucía en materia de transporte escolar, al sacar un concurso y un contrato público puente para las rutas escolares para los meses de septiembre a diciembre de 2021, y haber retrasado la licitación de un concurso escolar para los próximos años, tal y como estaba previsto.

El contrato puente, “demuestra la ineficacia de la Agencia Andaluza de Educación, APAE, para realizar adecuadamente su trabajo. Las empresas del sector ya le trasmitimos que este tipo de contratos, fomenta los contratos basura y la precariedad laboral, además de la licitación a la baja, dada la grave situación económica que atraviesa el sector, lo que se traslada a una menor calidad del servicio a los escolares andaluces”, asegura Antonio Vázquez, Presidente de Fedintra.

La figura jurídica elegida por la APAE, provoca que se adjudicaran contratos a empresas operadoras de transporte desde septiembre a diciembre, hasta que salieran las adjudicaciones definitivas para los próximos dos años y sus posibles prórrogas. Los profesionales del sector tildan esta situación de perjudicial para la calidad del servicio, creando inestabilidad en las empresas e inseguridad a los usuarios. “Además de crear confusión a los escolares y a sus familias, ya que muchas rutas iniciarán el curso 21-22 con una empresa y a mitad del curso es posible que las operen otras empresas diferentes, creando incertidumbre a las empresas que tendrán que posponer sus inversiones y sus plantillas hasta el concurso definitivo y molestias innecesarias a los usuarios”.

«La Junta de Andalucía vuelve a dar la espalda al transporte de viajeros, y esta vez lo hace con un concurso provisional de transporte escolar que deja a las empresas con un gran perjuicio económico, y sin una estabilidad para ofrecer un servicio de calidad. Todo parte de una licitaciones que son auténticas subastas a la baja, para ahorrar costes y dejar a las empresas al borde de las pérdidas económicas y de puestos de trabajo, ¿Cómo se arriesga un empresario a renovar flota con un concurso de 4 meses?», aseguró Antonio Vázquez, presidente de FEDINTRA.

En muchos casos las propuestas de rutas escolares lanzadas desde la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía, van por debajo de los costes y ya hay muchas de las rutas en todas las provincias andaluzas que se han quedado desiertas. “Un auténtico despropósito y que demuestra la falta de sensibilidad del Gobierno Andaluz con el sector del transporte en la Comunidad, al que le han dado la espalda y le han dejado abandonado. La baja de salida de las rutas con respecto a anteriores concursos en algunos casos supera el 20%”, asegura el Presidente de Fedintra.

Los profesionales aseguran que la clave es diseñar unas licitaciones que se basen en criterios de calidad, como la renovación de flota, la seguridad de los vehículos, la formación de los profesionales y, en estos tiempos de pandemia, buscar protocolos de seguridad. Actualmente, los criterios que se buscan desde la Administración son básicamente económicos, y esto sólo causa perjuicio al servicio, y pérdidas económicas en las empresas.

El transporte de viajeros sigue siendo de los sectores más castigados y que menos ayuda reciben por parte del gobierno andaluz. Los empresarios del transporte escolar consideran que son excluidos de la comunidad educativa, al no recibir ni un tipo de ayuda ni compensación para esta materia, ni para otras relacionadas con las normas y protocolos Covid. Así ocurre, de forma lógica, con los centros escolares, y otras empresas auxiliares como las de catering; pero no con las empresas de autobuses.

Los vehículos destinados a rutas escolares públicas no han recibido ninguna ayuda para la limpieza COVID en el curso pasado, cuando ya el TARJA, el Tribunal Administrativo de Recursos Contractuales, advertía de la necesidad de incluir una partida para estas situaciones. La media de coste de limpieza por autobús supone unos 20 €/día y “ahora en el concurso puente valoran una cantidad de 0,30 céntimos para limpieza COVID, es realmente irrisorio. Productos, maquinaria, personal, todo ha sido asumido por las empresas del transporte para ofrecer calidad en los traslados y dar seguridad en esta pandemia y ahora cogen y solo valoran este esfuerzo en unos pocos de céntimos, una auténtica vergüenza”.

Los gastos en productos y materiales de limpieza y desinfección; así como en nuevos sistemas de ozono y ventilación, han disparado los costes de mantenimiento de las empresas. Es por esto que los empresarios piden a la Junta de Andalucía que incluya una partida que compense a los concesionarios en los nuevos contratos públicos.

Desde Fedintra se ha calculado en más de 15 millones de euros la deuda que la Junta de Andalucía adeuda a las empresas de transporte, entre las indemnizaciones que prevén los contratos públicos de transporte escolar, por la suspensión del curso 2019-2020, más los gastos de limpieza y desinfección COVID del presente curso 2020-2021.

Por Mayte Rodríguez López

Periodista especializada en movilidad y transporte público de viajeros. Editora de las revistas Carril Bus y City Motion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *