Dom. May 9th, 2021

El director general de Transportes de Castilla-León, Ignacio Santos, explicaba esta mañana en un webinar organizado por ANETRA, el nuevo modelo concesional que se está implantando en esta comunidad y que integra servicios de línea y escolares, como han hecho otras comunidades como Galicia, Asturias, Baleares… Los empresarios mostraron preocupación en especial por el tema de la subrogación de trabajadores en la adjudicación de los nuevos lotes.

Castilla-León empezará a operar las nuevas concesiones a principios de 2023 según comentaba el director general de transportes de Castilla-León, Ignacio Santos, unas concesiones que esperan adjudicar durante 2022. Se trata de un nuevo mapa concesional que se basará en unas 80 concesiones zonales. Si bien, esta propuesta podría varia levemente por las alegaciones que se presenten. El nuevo sistema de transporte abarcará más poblaciones que el modelo actual, en total 6.284 poblaciones (2.248 municipios), frente a las 5.115 poblaciones que se atienden en la actualidad (2.208 municipios).

Además, el nuevo mapa concesional integrará 1.772 rutas y aumentará los kilómetros a la demanda a 15,2 millones km/año, frente a los 8,5 millones que se operan en la actualidad, y esperando duplicar con ello el número de viajeros transportados que podrían llegar al millón de usuarios que usen en esta comunidad el transporte a la demanda.

Por otro lado, «las rutas escolares que no se integren en zonales, por no ser coincidentes, seguirán siendo licitadas por Educación», es decir, se licitarán como en la actualidad, según afirmaba el director general de transportes.

En estos momento se abre un diálogo social con el sector y ayuntamientos para que los números y servicios sean los adecuados y salgan. «Os pediría trabajar en uniros e ir a por lo que ya tenéis y algo más», afirmaba el director. Para Ignacio Santos, el nuevo mapa concesional de Castilla-León será una oportunidad para las empresas de discrecional.

Para los nuevos concesionarios se pedirá SAE y canceladora, aunque recordó que existen ayudas para su implantación a través de fondos europeos o de las ayudas directas aprobadas. Santos afirmó que respecto a la flota exigida, será lo más complicado, porque no hay una opción definida más allá de las pegatinas de tráfico respecto a criterios medioambientales. Sin embargo, añadió: «daremos porcentajes de sustitución de flota que sean asumibles».

También comentó que en las reuniones de directores no se habla de Euro VI como vehículos ecológicos y subvencionables. El debate se plantea sobre qué tipo de vehículos ecológicos pueden operar en la España rural.

Por Mayte Rodríguez López

Periodista especializada en movilidad y transporte público de viajeros. Editora de las revistas Carril Bus y City Motion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *