Sáb. Sep 18th, 2021

Seguramente te ha pasado en algún momento, estás conduciendo y de repente «golpe» una piedra golpea una ventana del vehículo. Este golpe de mala suerte tiene consecuencias: el habitualmente engorroso proceso de identificación del cristal, negociaciones y comunicación con el proveedor del vehículo… en fin: tener el vehículo ahí unas semanas sin producción.

Integralia ha conseguido reducir al máximo estos tiempos. Gracias al sistema Integralia Bus Board Control (IBBC) podemos conocer, en tan solo tres clics, qué pieza está dañada, realizar todas las comprobaciones y solicitar repuestos directamente. IBBC es el sistema que ha reducido los 83 interruptores que tiene el panel de control de un conductor de autobús medio, y nos ha llevado a traducirlos a solo dos pantallas en las que unos iconos muy intuitivos nos permiten gestionar todos los ajustes del vehículo.

¿De repente surge un problema con el vehículo? Accede al IBBC, y en tres clics podrás ver la referencia del material que ha sufrido daños. De esta forma, nos olvidamos de los pesados ​​manuales de mantenimiento y conseguimos agilizar al máximo la atención al cliente, tanto para el conductor, para la empresa de transporte como para nosotros, Integralia. Las ventanillas, el sistema de climatización, las piezas más importantes de la carrocería o la plataforma elevadora para personas con discapacidad son solo algunos de los elementos sobre los que podemos tener control gracias a este sistema. En definitiva, la apuesta de Integralia por la última tecnología nos permite conocer el estado de algunos de los puntos más críticos de cualquiera de nuestros vehículos para revolucionar el servicio postventa.

Por Mayte Rodríguez López

Periodista especializada en movilidad y transporte público de viajeros. Editora de las revistas Carril Bus y City Motion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *