Sáb. Dic 10th, 2022

Según informa CONFEBUS en un comunicado, el nuevo texto recoge muchas de las demandas del sector como la posibilidad de conocer el saldo de puntos de los conductores profesionales, realizar controles de alcohol y drogas o la instalación obligatoria y uso de alcolocks.


Tras su aprobación en el Congreso de los Diputados, el pasado 21 de diciembre se publicó en el BOE la Ley 18/2021, de 20 de diciembre, por la que se modifica el texto refundido de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial, aprobado por el Real Decreto Legislativo 6/2015, de 30 de octubre, en materia del permiso y licencia de conducción por puntos.

Según nos indica CONFEBUS, gracias al diálogo con los distintos grupos parlamentarios, este nuevo texto recoge muchas de las demandas que el sector del transporte en autobús viene solicitando desde hace años, como la posibilidad de que las empresas de transporte puedan conocer el saldo de puntos de sus conductores, que puedan realizar controles de alcohol y drogas durante el ejercicio de su actividad profesional, así como la instalación y uso de alcolocks de forma obligatoria por los conductores en los vehículos matriculados a partir del 6 de julio de 2022.

También nos recuerda CONFEBUS, que el transporte en autobús registra la tasa de siniestralidad más reducida de todos los modos de transporte por carretera, lo que le convierte en el modo más seguro de la carretera, de acuerdo con los datos de la Dirección General de Tráfico (DGT). En 2019, por primera vez en la historia desde que hay registros, se cerró el año con 0 víctimas mortales en autobús, aunque desafortunadamente, en 2020 lamentamos la pérdida de tres vidas. Y, aunque es importante destacar las cifras positivas del sector del autobús y la profesionalidad de los conductores, en cuanto a víctimas se refiere, la única cifra aceptable es cero.

Los datos hablan por sí solos, es posible conseguir cero víctimas mortales y se ha demostrado que el autobús es un gran aliado de la seguridad vialy debemos impulsar su uso, porque no solo contribuye decisivamente a reducir la pérdida de vidas humanas, sino también a la reducción de costes en términos de asistencia sanitaria y minusvalías por accidentes de tráfico.

La patronal también nos comenta: «para el sector la seguridad de los pasajeros es un elemento prioritario, ya que es un modo de transporte que cuenta con más de 3.100 millones de viajeros al año y que llega a todos los rincones de nuestro país. Esto se manifiesta en la elevada profesionalidad y responsabilidad de los conductores, así como en vehículos cada vez más punteros en lo que se refiere a la seguridad, que sitúan a nuestra flota como una de las más modernas de Europa».

Y, aunque el transporte en autobús está en la senda correcta, aún hay margen de mejora, por lo que, en su compromiso con la sociedad y la seguridad vial, el sector también viene solicitando desde hace años otras medidasadicionales como la tolerancia cero de alcohol y drogas a los conductores profesionales, así como que los conductores se sometan a reconocimientos médicos periódicos como se hace en otros modos de transporte.

Además, CONFEBUS considera prioritario reforzar las precauciones y sistemas de seguridad para garantizar la integridad física de viajeros y conductores, por lo que se seguirán incorporando sistemas y tecnologías para mejorar la seguridad activa y pasiva del modo para alcanzar la seguridad total, así como invirtiendo en formación para mejorar la alta profesionalidad de los conductores de autobús.

Por M1A2Y3T4E5

Periodista especializada en movilidad y transporte público de viajeros. Editora de las revistas Carril Bus y City Motion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *