Sáb. Oct 16th, 2021

El Transporte de Viajeros por Carretera en la provincia de Sevilla sigue acumulando datos negativos que le hacen permanecer en estado crítico. De los casi  90 autobuses matriculados en el año 2019, suponiendo un récord para la comunidad, apenas se rozan los 30 vehículos en los últimos 15 meses.

La pandemia del coronavirus sigue acumulando datos negativos para el sector del Transporte de Viajeros por Carretera en la provincia de Sevilla; que permanece en estado crítico sin ayudas ni hoja de ruta definida por la Administración para poder sobrevivir. La última cifra, ha provocado un nuevo mazazo, al ver cómo las matriculaciones de autobuses han caído en 2020 en un 67 %, con respecto a 2019. Una tendencia que se rompe, cuando siempre se había producido una subida en la provincia y en la comunidad andaluza desde 2011.

Desde la Asociación de Empresarios del Transporte de Viajeros en Autobús de la provincia de Sevlla ATEDIBUS, se siguen reclamando ayudas directas, medidas de apoyo y la inclusión del sector en las políticas de turismo para detener esta avalancha de datos negativos.

Las restricciones de movilidad han provocado una caída sin precedentes tanto en el número de viajeros como en la actividad de los operadores del sector, con especial incidencia en el transporte discrecional y turístico. El volumen de matriculaciones de autobuses y autocares se ha situado apenas en las 30 unidades en la provincia de Sevilla en 2020 y lo que llevamos de 2021; un descenso del 62 % con respecto a 2019; siendo del 60% en el conjunto de Andalucía.

En los últimos años, la tendencia en el número de matriculaciones de autobuses ha sido siempre ascendente. Y sin embargo, a día de hoy, el descenso casi duplica las cifras nacionales, fijándose en toda España en una bajada del 32,9% respecto al ejercicio anterior.

«El no poder acceder a nuevas líneas de crédito, por la falta de ingresos, la alta capacidad de endeudamiento que tiene el sector y la enorme incertidumbre, variante durante el tiempo de pandemia, ha hecho que las empresas no sólo no puedan invertir, sino que apenas puedan sobrevivir», comentó Manuel Gutiérrez, presidente de ATEDIBUS.

Desde la Asociación Provincial de Empresarios del Transporte de Sevilla se han realizado propuestas tanto a la consejería de Fomento como a Turismo para activar medidas que fomenten el uso del transporte por carretera, y que permita mantener al sector. 

Para ello se han propuesto planes de incentivo para el próximo verano, cuando se llegue a la inmunidad de rebaño, con un plan de “viaje joven” para promover el turismo en Andalucía, ofreciendo la amplia flota de los 875 vehículos que forman parte de ATEDIBUS, para que sirvan de soporte a la promoción de Sevilla como destino turístico.

LA MAYOR BAJADA DE MATRICULACIONES DE LOS ÚLTIMOS 10 AÑOS

La cifra supone que las marcas fabricantes y la industria carrocera nacional han comercializado en el mercado español solamente dos de cada tres vehículos en comparación con el año 2019. Y todo eso sin ayudas económicas de ningún tipo, al menos en lo que a las firmas españolas se refiere. Por segmentos de mercado, en el panorama nacional, en lo que respecta a los autocares discrecionales y de larga distancia se ha producido una tremenda caída del 66% frente al año 2019, y siendo del 75% desde 2017. La caída asciende hasta un lamentable 74,4% en midibuses y retrocede un 51,3% en los minibuses. 

Por Mayte Rodríguez López

Periodista especializada en movilidad y transporte público de viajeros. Editora de las revistas Carril Bus y City Motion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *