Mar. May 24th, 2022

ATEDIBUS, Asociación Andaluza de Empresarios del Transporte de Viajeros en Autobús, señala el enorme perjuicio que sufre el sector del autobús, por la continua subida de los precios de los combustibles, una partida que afecta directamente a la viabilidad y al balance económico de las empresas. «Es una situación insostenible que exige medidas urgentes por parte de las administraciones», señala el Presidente de Atedibus, Manuel Gutiérrez Zambruno.         

Los últimos datos fijan el litro de gasóleo en 1,43 euros, una cifra que no se veía desde 2013, y que está a punto de alcanzar su máximo histórico.  Siendo la subida del 24% en tan solo lo que va de año. Además, de confirmarse la subida fiscal, habría otro incremento en el precio final. Una situación que supone otro perjuicio más para el sector del autobús que, sin ayudas, ha visto como el incremento del gasóleo has sido nada menos que del 37% desde mayo de 2020, meses en los que también hubo un corte de las rutas escolares, sin actividad turística y sin apoyo de la administración.

Cabe recordar que las ayudas de la Administración han sido insuficientes y tardías para las empresas, haciendo peligrar muchos puestos de trabajo, cuando aún no se ha afianzado la supuesta recuperación económica. Y todo, a las puertas de una nueva temporada turística, en la que; al menos, se espera llegar al 80% del número de visitantes que se alcanzó en 2019.

«El profesional del autobús recibe otro duro varapalo en uno de sus aspectos más importantes, el suministro de carburante de los vehículos. No entendemos este tipo de subidas tan abusivas y que, en caso de producirse afecten tanto de manera directa al profesional. Es necesario activar medidas que los que dependemos muy directamente, podamos paliar la situación, o bien con ayudas directas o la reducción de la presión fiscal», apuntó Manuel Gutiérrez Zambruno, presidente de ATEDIBUS.

Estas políticas fiscales y económicas chocan además de frente con los retos de sostenibilidad y reducción de emisiones que se ha marcado el gobierno y la Unión Europa de cara a 2030. «No se puede pretender que estemos a la vanguardia de los retos de sostenibilidad, con vehículos ecológicos, siempre invirtiendo en mejoras de calidad y respetuosas con el Medio Ambiente, y tratando de aumentar el número de viajeros en transporte público, con estos obstáculos tan perjudiciales, pretendiendo cobrar por pasar por autovías, sin ayudas, o con estas subida en el gasóleo». 

Además las últimas noticias del Gobierno Central con la posibilidad de incrementar los impuestos a los carburantes, «nos crea una situación de extrema vulnerabilidad para el sector», asegura el Presidente de Atedibus.

En 2019, el transporte de viajeros por carretera desplazó a más de 3.100 millones de viajeros al año, comunicando a más de 8.000 poblaciones y generando empleo para 95.000 personas.

ATEDIBUS—–Atedibus, Asociación Andaluza de Empresarios del Transporte de Viajeros en Autobús nace en el año 2000 tras el consenso de varias empresas transportistas de Sevilla, que buscaban un apoyo para defender sus intereses de pequeñas y medianas empresas en el sector del transporte de viajeros por carretera. Los principales objetivos de la asociación son dar voz y voto a las empresas de transporte discrecional y regular de uso general y de transporte escolar, dignificar el sector y revalorizar el papel de los conductores y conductoras de autobús.

En la actualidad Atedibus cuenta con 74 empresas asociadas, lo que supone más del 80% de las empresas del sector en la provincia.

Por Mayte Rodríguez López

Periodista especializada en movilidad y transporte público de viajeros. Editora de las revistas Carril Bus y City Motion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.