Lun. Mar 1st, 2021

En la lucha contra el virus son encomiables los esfuerzos de numerosas empresas colaborando de forma altruista en apoyo de la sociedad. Las dificultades de llegar con las vacunas a todos los pacientes, especialmente de las zonas rurales, son las que han llevado a MAN Truck & Bus a desarrollar, en colaboración con reconocidos expertos del sector sanitario, un innovador vehículo de vacunación que sigue la estela del vehículo de diagnóstico de la COVID‑19.

El vehículo de vacunación basado en la MAN eTGE cuenta con neveras, equipo de emergencia y espacio para seis personas. Además, está libre de emisiones gracias a su batería eléctrica.

Con el vehículo de vacunación, MAN quiere contribuir de manera notable a contener la pandemia de la COVID‑19. Este vehículo, basado en la MAN eTGE totalmente eléctrica, permite transportar las vacunas, así como al personal médico directamente al lugar donde se encuentran los pacientes. El principal grupo de riesgo, es decir, las personas mayores de 80 años, tienen a menudo movilidad reducida y les resulta difícil llegar a un centro de vacunación, especialmente si no está ubicado en su lugar de residencia. Aquí es donde entra en acción MAN con su innovador concepto de vehículo. En apoyo a la estrategia nacional de vacunación descentralizada, el vehículo de vacunación eTGE está diseñado específicamente para realizar labores de vacunación y cuenta con neveras, equipo de emergencia y espacio para seis personas, entre ellas, el personal médico, que puede vacunar in situ.

En una primera fase se utilizará en las zonas de Fürstenfeldbruck y Dachau. El personal médico de MAN Truck & Bus en la planta de Múnich también acompañará y apoyará a los médicos de los equipos de vacunación de los dos distritos según sea necesario.

«Siempre hemos contribuido de forma notable a la sociedad. Nuestros vehículos  garantizan que las estanterías de los supermercados estén llenas, que la gente pueda llegar al trabajo en transporte público y que los equipos de rescate y los bomberos puedan realizar sus tareas tan importantes —subraya Andreas Tostmann, presidente de la Junta Directiva de MAN Truck & Bus SE—. Por lo tanto, es natural que también apoyemos la estrategia nacional de vacunación con un innovador concepto de vehículo». Entre los posibles objetivos de la vacunación descentralizada, Tostmann destaca las residencias de ancianos, los servicios de asistencia, los albergues para refugiados e incluso las zonas aisladas que se encuentren lejos del centro de vacunación más cercano.

«La vacunación es clave para alcanzar una mayor normalidad. Por eso, apoyo personalmente la iniciativa del gobierno alemán de inmunizar al mayor número posible de personas en el menor tiempo posible —señala Tostmann—. En este sentido, MAN es consciente de que, como empresa, tiene la responsabilidad de prestar asistencia a la población. Ya desde los inicios de la pandemia, nuestros trabajadores en los talleres y las plantas han tomado las máximas precauciones en materia de seguridad para garantizar la movilidad de las personas y asegurarse de que las estanterías de los comercios estén llenas». Tostmann añade a este respecto: «Estamos convencidos de que las normas de higiene que aplicamos en MAN ofrecen a nuestros empleados un nivel muy alto de protección. Es de suma importancia continuar con la producción, puesto que, de esta forma, surgen ideas innovadoras, como esta furgoneta de vacunación, y una economía en marcha genera el valor añadido que necesita una sociedad para financiar la lucha contra la pandemia».

Por ello, la empresa está haciendo una gran labor para garantizar la seguridad de los trabajadores: «Desde el comienzo de la pandemia, siempre hemos sido más estrictos con nuestras medidas dentro de MAN que fuera —explica el Dr. Oliver Breitkopf, médico jefe de la planta de MAN Truck & Bus en Múnich—. El servicio médico sigue muy de cerca los avances científicos para poder reaccionar con rapidez a los cambios y tomar así las medidas pertinentes. Esto incluye, entre otras cosas, un protocolo de pruebas en caso de infecciones por coronavirus entre los empleados con el fin de frenar las cadenas de contagios en una etapa temprana». Además, desde casa trabaja el mayor número posible de empleados y existe un plan de seguridad y distintos niveles de protección con los que se evalúa cada puesto de trabajo. Por lo tanto, en función de la situación están disponibles equipos de protección individual (EPI) o se realizan cambios en el proceso de trabajo, por ejemplo, para aumentar la distancia de seguridad.

Estas son, a grandes rasgos, las ventajas de la furgoneta de vacunación MAN:

  • Mayor flexibilidad para vacunar donde se necesita con más urgencia,
  • Más facilidad para vacunar a pacientes con movilidad reducida (p. ej. personas en residencias de ancianos),
  • Más rapidez para conseguir una vacunación masiva,
  • Espacio para seis personas y transporte refrigerado de la vacuna.

La eTGE es un vehículo con batería eléctrica y, como tal, no emite sustancias contaminantes. En la práctica, la batería alcanza una autonomía entre los 120 y 140 km (115 km según WLTP). La eTGE se recarga por completo en poco más de cinco horas con un Wallbox de corriente alterna de 7,2 kW. Como alternativa, se puede usar corriente alterna (40 kW) y un enchufe CCS para una carga rápida de hasta el 80 % en solo 45 minutos. Además de los seis asientos para el personal médico, el vehículo incluye neveras, un kit de emergencia, puertas corredizas automáticas, sistema de aire acondicionado, así como sistema de aire acondicionado estático y un peldaño automático.

Este proyecto destaca no solo por el vehículo, sino también por la rápida colaboración recibida de reconocidos expertos en el sector. Tras la presentación en octubre de 2020 del vehículo de diagnóstico móvil de coronavirus MAN, el resultado es ahora otro vehículo práctico e innovador para ayudar a frenar esta pandemia.

En el compartimento de carga de la furgoneta de vacunación hay neveras, espacio para equipos de emergencia, así como espacio de carga suficiente para otros materiales necesarios como, por ejemplo, un puesto de vacunación descentralizado.

Por Mayte Rodríguez López

Periodista especializada en movilidad y transporte público de viajeros. Editora de las revistas Carril Bus y City Motion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *