Lun. Oct 18th, 2021

El nuevo tacógrafo tendrá funciones de control completamente nuevas, acordes con las directivas de la UE sobre el cabotaje y el desplazamiento de trabajadores. Será obligatorio en todos los vehículos industriales de nueva matriculación a partir del 21 de agosto de 2023

Continental ha comenzado a trabajar en la segunda generación de tacógrafos inteligentes. Con la publicación de las especificaciones de la próxima versión del tacógrafo digital, los ingenieros y expertos jurídico-políticos de la multinacional han dado comienzo a la siguiente fase de desarrollo e ingeniería industrial; mientras, se ha estado trabajando en paralelo en la actualización del tacógrafo DTCO 4.0e del que principalmente se ha mejorado el manejo y la velocidad. Dos años después de la entrada en vigor del reglamento

EU 2021/1228, es decir a partir del 21 de agosto del 2023, todos los vehículos matriculados de más de 3.5 toneladas deberán estar equipados con la segunda generación de tacógrafos inteligentes.

Siguiente paso en la evolución del tacógrafo: cabotaje y desplazamiento de los conductores

Continental afirma que esto reforzará la importancia del DTCO como instrumento para alcanzar los objetivos en política social y de transporte. “En los esfuerzos por garantizar una competencia más justa en las carreteras, estamos encantados de que la Comisión Europea apoye el tacógrafo”, comenta Matthias Kliché, director de Legal Requirements en Continental: “Por primera vez, en casi un siglo de historia, esto le da al tacógrafo una función de control que va más allá del registro de los tiempos de trabajo”.

La próxima generación de tacógrafos inteligentes de Continental permitirá la implementación de las directrices clave establecidas en el Paquete de Movilidad I; entre las más importantes están aquellas que rigen el cabotaje y el desplazamiento de los conductores en el transporte de larga distancia. En el futuro los tacógrafos instalados también registrarán de manera fiable y mediante un sistema de posicionamiento por satélite, el cruce de fronteras.

El programa del tacógrafo será entonces la primera aplicación industrial en admitir una señal segura del sistema Galileo. El interfaz estandarizado ITS, anteriormente opcional, en el futuro creará otros posibles escenarios de uso, además del cabotaje. El tacógrafo puede transformar los datos en datos fiables, seguros y atribuibles de forma única. Esto creará oportunidades que van mucho más allá del control, tales como “microservicios” que facilitarán aún más el trabajo de los operadores de flotas y muchos de sus proveedores de servicios.

Antecedentes

El tema del cabotaje y el desplazamiento de conductores de larga distancia no es algo nuevo, aunque se ha vuelto cada vez más urgente en los últimos años. El paquete de movilidad I de la UE tiene por objeto garantizar una competencia leal en el mercado europeo, y el DTCO 4.1 desempeñará un papel clave en la aplicación de los requisitos legales, ya que utilizará la localización por satélite y mapas integrados para registrar los cruces fronterizos. De este modo, las autoridades podrán supervisar las normas aplicables con mayor eficacia, ya que en caso de duda podrán ver cuántos viajes han realizado tanto el vehículo como el conductor, cuándo y en qué países se realizaron esos viajes.

Plazos a tener en cuenta para la introducción de la segunda generación de tacógrafos inteligentes

›           Agosto 2023: Todos los vehículos nuevos matriculados con un máximo de 3.5 toneladas deben estar equipados con la segunda generación de tacógrafo inteligente.

›           Finales de 2024: En todos los vehículos con un peso máximo permitido superior a 3,5 toneladas, deberán sustituirse los tacógrafos analógicos o digitales antiguos si se utilizan en el tráfico internacional. Se excluye el tacógrafo inteligente de primera generación.

›           Septiembre 2025: Los vehículos con un peso máximo autorizado de 3.5 toneladas deberán estar equipados con un tacógrafo inteligente de segunda generación. Esto sólo se aplica a aquellos vehículos de transporte internacional.

›           Julio 2026: Furgonetas con un peso máximo autorizado entre 2.5 y 3.5 toneladas deben estar equipados con la segunda generación de tacógrafos inteligentes. Sólo aplicable a los vehículos que hagan transporte internacional.

Por Mayte Rodríguez López

Periodista especializada en movilidad y transporte público de viajeros. Editora de las revistas Carril Bus y City Motion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *