Sáb. Jul 31st, 2021

TRAM y Moventia renuevan el acuerdo con Sant Joan de Déu para garantizar la movilidad a personas sin hogar

El apoyo de Moventia y Tramvía de Barcelona con Sant Joan de Déu incide directamente en cerca de 500 personas, hombres y mujeres de entre 18 y 65 años, en proceso de recuperación de su autonomía personal.

Durante este 2020 parte de la aportación se ha dirigido a cubrir gastos derivados de la crisis de la Covid-19, como por ejemplo EPIs, productos de limpieza y elementos de protección para las personas atendidas en los Centros Residenciales de Inclusión de Sant Joan de Déu en Barcelona.

TRAM y Moventia han renovado su apoyo al proyecto de acceso a la movilidad para personas sin hogar atendidas por Sant Joan de Déu Serveis Socials – Barcelona. Esta colaboración, que se enmarca en las actuaciones que ambas compañías realizan como empresas socialmente responsables, supone la aportación de 60.000 euros para facilitar el transporte público de las personas atendidas desde diferentes programas sociales.

La ayuda incide directamente en cerca de 500 personas, hombres y mujeres entre 18 y 65 años, atendidas anualmente por Sant Joan de Déu Serveis Socials  – Barcelona en los programas que lleva a cabo en la ciudad condal. Adicionalmente, y como respuesta a la situación derivada de la Covid-19, parte de la aportación de este 2020 se ha destinado a garantizar una atención segura a las personas en situación de sin hogar acogidas, con la compra de EPis y productos de limpieza.

La renovación de la colaboración se ha realizado este lunes en el nuevo Centro Residencial de Inclusión “La Llavor”, un centro pensado para acoger exclusivamente mujeres en situación de sin hogar y que empezó a funcionar el pasado mes de octubre. En estos momentos acoge un total de 38 mujeres.

Al acto de renovación han participado la vicepresidenta corporativa de Moventia, Sílvia Martí; el director general de TRAM, Humberto López Vilalta; el director de Sant Joan de Déu Serveis Socials – Barcelona, Salvador Maneu; y el director de la Obra Social Sant Joan de Déu, Oriol Bota.

Durante el encuentro, los representantes de las dos empresas han podido visitar el nuevo centro e intercambiar impresiones con una de las mujeres que se encuentran acogidas. Esta conversación les ha permitido profundizar sobre la importancia que tiene para las personas sin hogar poder acceder al transporte público en su día a día.

La conversación ha puesto de manifiesto que el transporte público es una herramienta esencial para que los ciudadanos puedan desarrollar las actividades de su vida cotidiana como estudiar, trabajar o mantener la red social, y especialmente para las personas en situación de sin hogar que tienen que acceder a varios recursos públicos distribuidos por toda la ciudad de Barcelona y su área metropolitana. Además, el acceso al transporte permite disfrutar de actividades complementarias que inciden directamente en su recuperación puesto que fortalecen los vínculos sociales y con la comunidad.

A la reunión también se ha comentado el impacto negativo que la pandemia está teniendo sobre la empleabilidad de las personas atendidas. La reducción de la actividad económica y el cierre temporal o permanente de muchos negocios se ha traducido en una reducción de personas que entran a los programas con trabajo. Por otro lado, se hace mucho más complicado conseguir contrataciones y las que se consiguieron a comienzos del año pasado se han visto afectadas por el primer confinamiento y las restricciones de la 2.ª oleada de la pandemia en Cataluña. Como resultado, las personas que salen del programa con trabajo se han situado en el 27% durante 2020, en frente del 40% que se consiguió al 2019. Sin embargo, se ha conseguido mantener en el 77% el porcentaje de personas que al dejar los programas cuentan con algún recurso económico, ya sea gracias a un trabajo o diferentes ayudas.

Sant Joan de Déu Serveis Socials -Barcelona, entidad que nació hace 40 años, tiene como misión hacer posible la recuperación de las personas en situación de sin hogar, mediante la atención integral centrada en la persona y el acompañamiento en su camino hacia la recuperación de la plena autonomía, siendo una referencia en este ámbito en la ciudad de Barcelona. Concretamente, esta entidad atiende cada año más de 500 personas, lo que representa el 17% de la totalidad de las personas en situación de sin hogar en la ciudad, según el último informe de Diagnosis de la XAPSLL (Xarxa d’Atenció a Persones Sense Llar).

Por su parte, la Obra Social Sant Joan de Déu trabaja para la mejora social y pone la solidaridad en el centro de la vida de las personas a través de los proyectos solidarios de los centros de Sant Joan de Déu. Además, parte de su compromiso es sensibilizar la sociedad de realidades a menudo poco visibles y dar apoyo administrativo en los centros en cuanto a la captación de donaciones.

Con esta colaboración, que se enmarca en las actuaciones que ambas compañías realizan como empresas socialmente responsables, TRAM y Moventia suman y alinean sus valores con Sant Joan de Déu en cuanto, al compromiso con la sociedad y las personas, así como la promoción de la movilidad sostenible y segura. De este modo, facilitan el acceso a la movilidad de personas en situación de sin hogar mediante una aportación económica que permite financiar el grosor del coste de los títulos de transporte que se utilizan durante un año. Durante este 2020, esta aportación ha servido también para cubrir necesidades directamente derivadas de la crisis social provocada por la Covid-19.

El proyecto, impulsado por Sant Joan de Déu Serveis Socials – Barcelona, tiene como objetivo dar acceso gratuito al uso del transporte público en la ciudad de Barcelona y cercanía a las personas en situación de sin hogar acogidas a los diferentes programas de atención directa que lleva a cabo la entidad, para que puedan asistir a sus actividades formativas, de trabajo o investigación de trabajo, visitas médicas, para recuperar la red de relaciones sociales y familiares, para realizar actividades de refuerzo de socialización (como por ejemplo de ocio y culturales) y cualquier otro tipo de gestión y actividad coordinada con los técnicos de Sant Joan de Déu para que les ayuden a recuperar las riendas de su vida.

Por Mayte Rodríguez López

Periodista especializada en movilidad y transporte público de viajeros. Editora de las revistas Carril Bus y City Motion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *