Los conductores españoles suspenden en conducción eficiente y segura

Jueves, 31 de octubre

Un estudio realizado por MiX Telematics entre conductores profesionales de Reino Unido, Francia, Alemania y España, reveló que tanto las empresas como sus empleados presentan una actitud negligente en cuanto a la conducción profesional. Los resultados ponen de manifiesto la necesidad de contar con sistemas telemáticos que permitan mejorar la conducción.

Aunque el 90% de los 800 conductores sondeados declaró que conducir de forma segura sin causar daños a terceros es muy importante a la hora de trabajar, solo el 25% recibe directrices por parte de sus empleadores para mejorar su conducción. Solo el 10% de los encuestados señala contar con tecnología en el vehículo para controlar su comportamiento al volante.

Por otra parte, se constató que “el comportamiento al volante” es evaluado solo en el 19% de los encuestados, y solamente el 14% de ellos reconoce recibir incentivos por su buen desempeño. A su vez, el 13% afirma ser penalizado por conducir mal. Cuando se les preguntó de qué manera se controla su estilo de conducción, el 61% respondió a través de “observación”. España es el país en donde este tipo de monitorización sin tecnología es más frecuente.

Entre aquellos conductores que señalaron contar con un sistema más científico de monitorización de su estilo de conducción, como las soluciones de seguimiento telemático, destacan la monitorización de la velocidad, aceleraciones y frenadas bruscas, exceso de ralentí y exceso de revoluciones. Estos últimos son los eventos más monitorizados por las empresas de transporte, las cuales establecen unos parámetros que han de ser respetados.

Cuando se les preguntó sobre qué incentivo animaría mejor a los conductores para mejorar su comportamiento al volante la respuesta mayoritaria fue “siendo recompensados económicamente”. Sin embargo, solo el 14% de los encuestados reconoce recibir este tipo de incentivos por parte de sus empleadores. De estos, la mayoría reciben un incentivo en efectivo o en forma de bono por su buen desempeño a final de mes o una vez finalizado el año.

El caso de los conductores españoles es un tanto diferente al de sus colegas europeos. Para ellos, el reconocimiento de buen desempeño al volante es más importante que los incentivos económicos, los cuales quedan relegados a un segundo lugar según los datos recabados por el estudio.

Por Mayte Rodríguez López