La planta de Iveco en Valladolid, premiada por las mejoras en la calidad

Viernes, 8 de noviembre

La factoría de Iveco en Valladolid acaba de ser galardonada con la Mención Honorífica Q-innovauto 2013 por las mejoras de calidad del proceso de producción conseguidas gracias a la introducción de un nuevo dispositivo anti-error en la línea de montaje, que evita que pueda quedar sin apretar una unión crítica del vehículo.

Rafael Herrero, responsable de Calidad de la planta de Iveco, recibió el premio durante la celebración del Congreso de la Asociación Española de la Calidad que se acaba de celebrar en Valladolid.

El nuevo sistema permite al operario comprobar que la operación se ha realizado correctamente gracias a una máquina electrónica de apriete y a un sencillo procedimiento de actuación. Esta innovación se centra en el tornillo que fija los dos tramos de la columna de la dirección, el que viene del volante con el que llega a las ruedas, a través del eje delantero. Es un proceso fundamental en la etapa de montaje, ya que consolida los elementos de seguridad del vehículo. Se efectúa por debajo, en un foso, una vez realizado el ensamblado de la carrocería con el bastidor. La máquina detecta el momento en el que el vehículo ha entrado en la línea, lleva a cabo la lectura de su código y, una vez realizado el apriete correcto, genera un registro informático e impreso.

En el caso de que el vehículo pase un punto de control sin el apriete de forma correcta, el sistema da un aviso visual y acústico para que el operario o el jefe de equipo procedan a la reparación. Si antes de que el vehículo abandone el foso el apriete sigue siendo erróneo, el sistema detiene la línea hasta que se corrija el fallo. Esto impide que el vehículo abandone el puesto sin haber realizado la unión correctamente, y evita pérdidas de productividad.

Por Mayte Rodríguez López