El Gobierno considera adecuada la subrogación en la línea Bilbao-Castro Urdiales

jueves, 5 de diciembre

El Ejecutivo ha respondido a una pregunta realizada por el portavoz de Unión Progreso y Democracia, Carlos Martínez Gorriarán, y ha indicado que la subrogación de 30 personas en la línea Bilbao-Castro Urdiales es correcta y que este número se ha establecido a partir del estudio de los kilómetros recorridos anualmente en la prestación del servicio, del absentismo y del convenio laboral de la empresa.

En la licitación de la concesión Bilbao–Castro Urdiales, el pliego estipulaba la subrogación de 30 conductores para una concesión en la que se exigían 10 vehículos, ante estas cifras la formación magenta preguntó al Gobierno si cree adecuada esa proporción de conductores y si conoce algún otro caso de explotación donde se dé esa relación. También solicitó información sobre los datos que había manejado la Dirección General de Transporte Terrestre.

En la licitación, el pliego estipulaba la subrogación de 30 conductores por el adjudicatario y lo hacía condición inexcusable para acceder a la concesión y no sólo eso, sino que en caso de cese de alguno de ellos durante el contrato concesional lo convertía en causa de rescisión del contrato al nuevo concesionario, algo que para UPyD resulta excesivo y fuera del alcance de las atribuciones de Transporte Terrestre.

El Gobierno también indica que la Dirección General de Transporte Terrestre aceptó el número de conductores a la vista de la información facilitada por la prestataria del servicio Encartaciones. “Por otra parte, se indica que el pliego establece que para poder ser adjudicatario es condición sine qua non que los licitadores aporten compromiso, en virtud del cual se obligan a subrogarse el personal del concesionario saliente adscrito al servicio de que se trata. Es el incumplimiento del compromiso lo que es causa de resolución del contrato”.

Por Mayte Rodríguez López