La nueva concesionaria del transporte urbano de Cáceres tendrá que elaborar un plan director

jueves, 5 de diciembre

La empresa que resulte adjudicataria del concurso del servicio de transporte urbano de Cáceres tendrá que elaborar un plan director con un estudio sobre la racionalización de las líneas, para determinar cuáles son los crecimientos de población y las medidas que se puedan adoptar en ese sentido.

Este plan deberá estudiar también la posibilidad de que un mismo billete pueda servir para hacer un transbordo entre líneas. Estas son algunas de las cuestiones de los pliegos de condiciones técnicas y administrativas del concurso, que han sido aprobados por la Comisión de Urbanismo del Ayuntamiento de Cáceres.

El portavoz del Gobierno local, Valentín Pacheco, ha explicado en rueda de prensa que el período de la concesión es de 10 años prorrogable otros tres, y el coste total es de 87 millones de euros. Se mantiene, ha añadido, el coste por los kilómetros recorridos, ya que de momento no han encontrado otra fórmula que les permita pensar en un servicio que sea más rentable para el ayuntamiento.

Unos pliegos, ha señalado, que dejan la concesión flexible, ya que la adjudicataria tendrá que elaborar el plan director en los primeros 15 meses, y por el cual podrían producirse modificaciones, aunque siempre manteniendo el equilibro presupuestario.

A la empresa concesionaria, ha añadido, se le exigen mejores autobuses desde el punto de vista ecológico y de accesibilidad, así como obras en las paradas, y también se va a mejorar la información al ciudadano con la colocación inicialmente de 10 paneles, y a través de los móviles y de una página web.

En cuanto al número de líneas se mantienen las 15 actuales aunque habrá modificaciones en algunas de ellas, desaparecerá definitivamente el autobús nocturno y se mantienen los precios actuales.

Asimismo, se pondrá a disposición de la concesionaria una parcela de unos 5.600 metros al lado de la estación de autobuses para que pueda ubicar los hangares y talleres; obra que deberá realizar la empresa en el primer año y cuyo coste se ha estimado en un millón de euros, que serán amortizados durante los años de concesión.

Por Mayte Rodríguez López