La sede central de la EMT de Madrid celebra su décimo aniversario

jueves, 19 de diciembre de 2013

El día 15 de diciembre, se cumplieron diez años de la inauguración de la sede central de la EMT de Madrid. El edificio, que destaca por su peculiar arquitectura y que ha sido merecedor de varios premios y reconocimientos, reemplazó en diciembre de 2003 a la antigua sede de oficinas ubicada en los números 24-26 de la calle Alcántara.

Estas modernas instalaciones ocupan una superficie de 3.305 metros cuadrados entre las calles de Cerro de la Plata y Pedro Bosch, en el barrio madrileño de Adelfas, distrito de Retiro. El adjudicatario y artífice de este proyecto fue el Estudio Cano-Lasso Arquitectos tras el concurso lanzado por la EMT en marzo de 2001, en el que los licitadores debían presentar un concepto de edificio “inteligente” de alta calidad constructiva.

En las bases se valoraba especialmente el empleo de materiales reciclables y toda solución destinada a construir un edificio bioclimático, capaz de optimizar el consumo energético mediante el aprovechamiento al máximo de la luz natural y el uso de recursos energéticos “limpios”.

Las instalaciones de la sede de la EMT están segregadas en dos edificios independientes conectados por una arteria, similar a un puente levadizo: el principal, que se plantea como un gran prisma de acero y vidrio, y otro edificio anexo para servicios auxiliares. La particularidad de este complejo es que las cuatro plantas de oficinas cuelgan de dos vigas metálicas dispuestas en direcciones paralelas a las dos fachadas principales y van apoyadas simplemente sobre núcleos de hormigón. Las dos construcciones quedan elevadas sobre el plano del suelo.

Por Mayte Rodríguez López