La bicicleta eléctrica se queda sin ayudas públicas del PIVE

jueves, 9 de enero de 2014

El Plan de Impulso al Medio Ambiente (PIMA-2) se ha quedado sin fondos. Y de los 38.000.000 euros con los que contaba, solo un 0,26% ha sido destinado finalmente para la compra de bicicletas eléctricas. El motivo principal ha sido que los fabricantes de bicicletas han tardado varias semanas en registrar las bicicletas que se podían acoger a estas ayudas.

Posteriormente los distribuidores y comercios han tenido que darse de alta en el sistema para poder tramitar las solicitudes de ayuda. En esas semanas de retraso desde la aprobación de las ayudas, los concesionarios de vehículos comerciales y turismos (que ya estaban registrados en el sistema de ayudas del PIMA-1 y los planes PIVEs) han acaparado la mayor parte de la partida de 38.000.000 € que se ofrecía a repartir por orden de solicitud.

Desde ecomovilidad.net, el medio independiente sobre movilidad sostenible, han declarado que aun estando satisfechos con la inclusión de las bicicletas eléctricas en los planes de ayuda pública del gobierno (PIVEs y PIMAs), consideran que se podría haber evitado este agravio hacia la bicicleta eléctrica si se hubiera asignado una partida de ayudas concretas para cada vehículo.

Por Mayte Rodríguez López