Castilla y León pone en marcha la tercera fase del transporte a la demanda

jueves, 20 de marzo de 2014

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Antonio Silván, y el presidente de la Diputación de Valladolid, Jesús Julio Carnero, han presentado las novedades de la tercera fase del Plan Provincial de Transportes que desarrolla la institución provincial en colaboración con la Junta de Castilla y León.

Antonio Silván ha destacado el transporte provincial de Valladolid como “un servicio a la carta que garantiza la movilidad de los ciudadanos, que se complementa con el transporte impulsado por la Junta y es un buen ejemplo de las administraciones útiles al servicio de los ciudadanos”.

La tercera fase del Plan Provincial de Transportes tendrá una duración de 15 meses y 20 de sus rutas empezarán a funcionar bajo el sistema de transporte a la demanda, debiendo los usuarios solicitar el servicio a través de la llamada gratuita al teléfono 900204020. Otra novedad de la tercera fase del Plan Provincial de Transporte es la implantación de un microbús en Medina de Rioseco que realizará cinco rutas semanales, dos de ellas de nueva implantación.

El plan se puso en marcha de manera efectiva el pasado 1 de julio, tras el convenio firmado con la Junta de Castilla y León el 29 de abril del pasado año. Desde entonces, se han ejecutado dos fases, en las que se han desarrollado 16 y 19 rutas de transporte, respectivamente.

El consejero de Fomento y Medio Ambiente ha destacado el transporte a la demanda como “un servicio público de transporte a la carta que garantiza la movilidad de los ciudadanos que residen en el medio rural y la igualdad de oportunidades con los que residen en las ciudades”. Para Silván, el servicio presentado hoy en Valladolid “se complementa e integra plenamente en el que desarrolla la Junta a través del transporte a la demanda y el transporte regular de viajeros en el medio rural en la provincia de Valladolid”. El consejero ha añadido que este tipo de transporte impulsado por la Diputación Provincial es “un ejemplo de lo que significan las administraciones al servicio de las necesidades de los ciudadanos, las administraciones útiles”. Un servicio que, según ha señalado, atiende a casi 140.000 vallisoletanos de 232 entidades de población, de las que 41 no tenían servicio público de transporte antes de que se pusiera en marcha el transporte a la demanda.

Por Mayte Rodríguez López