Del Moral adelanta que el pliego de los concursos de Fomento está en manos de la Comisión de la Competencia

jueves, 3 de abril de 2014

El director general de Transporte Terrestre, Joaquín del Moral, ha indicado durante su participación en las I Conversaciones Empresariales organizadas por Carril Bus y celebradas hoy en Madrid, que el pliego de condiciones para los concursos de Fomento está a punto de aprobarse después de que lo analice la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia.

A pesar de que la ministra Ana Pastor anunció a finales de la semana pasada que los primeros concursos se convocarían a finales de marzo, el responsable de la Dirección General de Transporte Terrestre ha explicado que la CNMC está revisando ahora mismo el pliego con el fin de no toparse con más problemas jurídicos. Aunque no ha detallado el contenido del documento, Del Moral ha dicho que el objetivo es combinar la liberalización del sector apostando por el sistema concesional. Y a pesar de que Fomento no quiere más problemas con los tribunales, tampoco aceptará bajas temerarias. Para ello, ha dividido las valoraciones en dos tramos, uno lineal y otro prácticamente plano para estimar ofertas que ya superan los valores medios. En lo referente a las expediciones y la oferta económica, que han sido los puntos que más discrepancias han causado, ha asegurado que se realizará una media con el total de las ofertas, por lo que no existe un número de expediciones ni un precio predeterminado.

También ha explicado que, a diferencia de lo que ocurrió en 2007, el pliego no está consensuado con el sector para que sea un documento “autónomo” de la Administración. Los concursos favorecerán la concurrencia, pero no admitirán bajas temerarias porque “los empresarios quieren ganar dinero y no deseamos licitaciones que se abandonen”. Se refirió asimismo a la necesidad de estabilidad en las concesiones, que no derive en demandas por responsabilidad patrimonial por parte de las empresas.

Otro de los cambios en el pliego es la obligación de subrogar el personal, pero “reducido al mínimo necesario” y el refuerzo de valoraciones como la calidad, la seguridad y la eficiencia medioambiental.

Al margen, ha confirmado que Fomento realizará una campaña de promoción del autobús similar a la que se realiza periódicamente con el ferrocarril “para ofrecer a todos los modos el mismo apoyo”. Y respecto a la polémica creada por las denuncias de la federación Fenebus al portal de internet Blablacar.es, ha indicado que es necesario “concienciar a los usuarios de que en el coche particular se corren más riesgos que en un autobús” y que es necesario “alertar a los usuarios”.

Por Mayte Rodríguez López