Jornada ´Los retos del transporte´ de Sevilla, los operadores apuestan por el diálogo con la Administración

jueves, 10 de abril de 2014

La jornada ´Los retos del transporte de viajeros´ que celebró Carril Bus ayer en Sevilla congregó a un centenar de empresarios andaluces que puso de manifiesto las dificultades del sector en la Comunidad Autónoma, que, de nuevo, son la falta de comunicación con la Administración y la escasez de fondos para apoyar a este modo.

Los ponentes, que abordaron la problemática del sector desde todos los puntos de vista, aseguraron que es necesario garantizar la continuidad de las empresas, por la contribución económica y el valor añadido que aporta a la sociedad -340 millones de euros en Andalucía-. Además es un sector que genera 7.000 empleos directos y 3.000 indirectos.

No obstante, la crisis económica ha provocado una caída de los viajeros del 23%, por lo que es necesario inyectar liquidez a las empresas a través de las entidades financieras y estimular las nuevas inversiones y la contratación. En cuanto al valor social del transporte, cabe destacar que es “fundamental para garantizar la movilidad sostenible”, un derecho que debería equipararse a otros similares como la educación o la sanidad.

Desde el punto de vista económico, las empresas necesitan modernizar la gestión y orientarla hacia lo que “realmente quiere el cliente”, a través de la información y el aprovechamiento de las sinergias tanto entre empresas que gestionan otros modos como entre las compañías de transporte por carretera. Por su parte, la Administración debe compensar suficientemente las obligaciones de servicio público y atender los pagos a tiempo.

La incertidumbre del momento actual tampoco actúa a favor de los operadores. Las restricciones presupuestarias y la falta de liquidez de los entes contratantes asfixian a las empresas. Como reivindicación, los operadores solicitaron una remodelación del mapa concesional de Andalucía y un marco legislativo estable, que permita realizar planes a largo plazo.

Respecto al transporte escolar, que también fue objeto de debate, los empresarios observan una cierta concienciación por parte del ISE (Ente Público Andaluz de Infraestructuras y Servicios Educativos) después de que el 30% de las licitaciones hayan quedado desiertas, aunque reclaman pliegos más sencillos y sostenibles.

Los planes de movilidad fueron otra de las reivindicaciones. Son necesarios proyectos “integrales y creíbles” con un horizonte temporal cercano que además traten por igual a todos los modos de transporte y no primen a unos por encima de otros. Por su parte, los consorcios de transporte parecen haber llegado ya a un punto de madurez suficiente como para ser eficaces en el fomento de la intermodalidad y la comodalidad.

Y de cara al futuro, pidieron un transporte sostenible “desde todos los puntos de vista”, un mayor diálogo con la Administración para desarrollar el sistema de transporte, la modernización de las redes y servicios y que el cliente se convierta “en el centro de la gestión”.

Por Mayte Rodríguez López