Empresarios aragoneses denuncian retrasos de la Administración de hasta diez meses

jueves, 5 de junio de 2014

Según informaba ayer el diario ABC el pago de las facturas por los servicios de autobús y taxi bajo demanda que se prestan en cientos de municipios rurales de Aragón acumulan hasta diez meses de retraso.

Los empresarios afectados realizan servicios de transporte a la demanda en las zonas rurales de la comunidad. La Administración tiene firmado con ellos contratos-programa por los que paga del orden de un euro por cada kilómetro que recorren. Al final de mes, el empresario tiene que enviar al departamento autonómico de Transportes la liquidación correspondiente especificando los viajes que ha hecho, los kilómetros recorridos, y se descuenta lo que ha recaudado por los billetes que han pagado los viajeros. Así se calcula la cantidad de la factura que la Administración tiene que abonar a la empresa. Tienen la obligación de presentar la liquidación del mes en los diez primeros días del mes siguiente, so pena de pagar una multa de 300 euros si no lo hacen en plazo. Pero los empresarios se quejan de que su situación es cada vez más complicada, «Tenemos que cubrir unos gastos mes a mes, pero nos encontramos en algunos casos con serios problemas de liquidez que ponen en peligro la supervivencia de nuestras empresas».

Sin embargo, el Gobierno aragonés hace una clara apuesta por comunicar y dar servicio a las zonas rurales, de hecho, sube cada año la partida destinada a estos servicios. Para este ejercicio de 2014 el presupuesto es de 1,3 millones de euros.

Desde la Consejería de Obras Públicas y Transportes, que dirige Rafael Fernández de Alarcón, reconocieron a ABC estos problemas en los pagos. Afirman que se trata de un cambio en el sistema de pago, que antes se hacía trimestralmente y se dieron instrucciones para que los pagos fueran mensuales». Y esa modificación afectó a los trámites administrativos, provocando un «atasco» en la liquidación de las facturas. Las mismas fuentes afirmaron que «se están tomando medidas para agilizar lo máximo posible el abono de las facturas», al menos para saldar las que están pendientes de pago del año pasado.

Asimismo, desde la Consejería de Obras Públicas y Transportes inciden en que hay una «clara apuesta» por el mantenimiento de los servicios de autobuses y taxis en el medio rural. De ahí, indican las mismas fuentes, que se hayan mantenido las partidas dedicadas a tal fin e incluso que en algún caso se hayan incrementado, como ha ocurrido con los contratos-programa.

Por Mayte Rodríguez López