Los operadores otorgan matrícula al sistema ContiPressureCheck

viernes, 20 de junio de 2014

Continental ha testeado la eficacia del sistema de control de inflado de los neumáticos ContiPressureCheck y afirma que ha sido valorado con matrícula, porque permite ahorros de combustible, mejora la seguridad y la carcasa al final de la vida útil se conserva en mejores condiciones y es posible el recauchutado.

Tal y como demuestran numerosas encuestas, en los últimos años, los gastos corrientes han sido una de las principales preocupaciones de las empresas de transporte de los segmentos de mercancías y transporte de personas. El recorte de gastos se ha convertido en el factor determinante para el éxito en este sector. Con su sistema de control de la presión de los neumáticos, ContiPressureCheck, Continental está contribuyendo a que las empresas de transporte cuadren sus presupuestos, ya que una presión inadecuada en los neumáticos puede generar unos gastos extra desorbitados.

La empresa recuerda que una mayor resistencia a la rodadura en unos neumáticos desinflados supone un mayor coste de combustible, tal y como atestiguan los cálculos de Continental para los camiones pesados. Con el precio del diésel alrededor del 1,30 euros el litro, esto se traduce en 1.000 euros al año por vehículo.

ContiPressureCheck puede ayudar a evitar gastos extra innecesarios. Este sistema proporciona datos precisos sobre la presión y la temperatura del neumático, además de servir como un indicador fiable de la gestión eficiente del combustible y los neumáticos de la flota. Asimismo, permite al conductor controlar el estado de los neumáticos en tiempo real para poder reaccionar con rapidez en caso de producirse una desviación con respecto al valor definido. El sistema se compone de un transmisor de 2 cm de longitud y menos de 20 gramos de peso (sensores incluidos), y de un procesador que se acopla al interior de la banda de rodadura del neumático en un soporte de goma. Cuando se cambia el neumático, se puede extraer del soporte para volver a utilizarlo en un nuevo neumático. La batería dura seis años o aproximadamente 600 000 km. El sistema también cuenta con un receptor instalado en el armazón del vehículo y un indicador en la cabina. ContiPressureCheck funciona con neumáticos de todas las marcas y vehículos.

Por Mayte Rodríguez López