Fomento incorpora criterios de solvencia económica y profesional en los pliegos

viernes, 27 de junio de 2014

El Ministerio de Fomento ha reiniciado el proceso de renovación de las concesiones de autobuses y en los nuevos pliegos se incorporan criterios de solvencia profesional y económica para los licitadores, asegurando así la viabilidad de las ofertas presentadas, ha informado el organismo, que también ha publicado las condiciones.

La solvencia económica y financiera se acreditará por uno de los siguientes medios: recursos propios en relación al valor del contrato (el patrimonio neto debe ser, al menos, el 20% del valor anual medio del contrato); o bien por cifra de negocio en relación al valor del contrato (la suma de la facturación de los tres últimos años debe ser, al menos 2, 3, 4, 5 o 6 veces el valor anual medio del contrato -se establecen 4 niveles en función de la cuantía del contrato).

La solvencia técnica y profesional se acreditará cumpliendo a través de los siguientes requisitos: disposición de obtención de autorización VD (Viajeros Discrecional); experiencia en prestación de servicios de transporte de viajeros en los últimos tres años con un número de vehículos igual o superior al exigido en el contrato; disponibilidad de certificaciones UNE ISO 9001 de gestión de calidad, UNE ISO 14001, de gestión ambiental y OSHAS 18001 de gestión de seguridad y salud en el trabajo.

Asimismo, se eleva el peso de la tarifa y el de las expediciones (frecuencia del servicio), aumentando la concurrencia en estos aspectos fundamentales en la prestación del servicio, que redundan en beneficio del usuario. Todo ello, estableciendo garantías que eviten riesgos de interrupción del servicio por ofertas insostenibles.

En los nuevos pliegos se potencia la seguridad en la prestación del servicio, haciendo obligatorios determinados elementos fundamentales en la misma (elementos como el ASR, ESP, resistencia estructural al vuelco, extintores), a la vez que se exige un Plan Integral de seguridad certificado por entidad de reconocido prestigio.

Se introduce, además, la necesidad de la obtención de certificaciones o auditorías de eficiencia energética que incluyan la existencia de un plan con sus correspondientes objetivos e indicadores, destinado a la mejora del medio ambiente.

Junto a ello, se incrementa la calidad del servicio a través de elementos que mejoran el confort del material móvil, así como mediante equipamientos que permitan al viajero el acceso durante el viaje a las nuevas tecnologías (WIFI, sistemas de entretenimiento, etc.).

Otra de las novedades es que se prevén medidas especiales de atención al público, como las indemnizaciones por retrasos, adicionales a las establecidas por ley, los seguros complementarios de viajeros y de equipajes adicionales a los obligatorios, así como sistemas de información al cliente relacionados con el propio servicio.

Se potencian medidas que fomentan la conectividad y la intermodalidad con otros modos de transporte, promoviendo puntos de parada de las concesiones en aeropuertos, puertos y estaciones ferroviarias que, mediante billetes integrados, favorezcan la movilidad de los usuarios por el modo más eficiente en cada caso y su combinación.

Los pliegos de condiciones pueden consultarse en este enlace.

Por Mayte Rodríguez López