El Gobierno de Cantabria aprueba el proyecto de Ley del Transporte de Viajeros por Carretera

jueves, 3 de julio de 2014

El Gobierno de Cantabria ha aprobado el proyecto de Ley de Transporte de Viajeros por Carretera, la primera regulación autonómica en la materia que tiene el doble objetivo de aumentar los parámetros de calidad, eficiencia y sostenibilidad del sistema de transporte regional, y aportar una mayor seguridad jurídica a las empresas concesionarias y ciudadanos.

El proyecto se adapta a la normativa básica a nivel europeo y nacional, pero "da un paso más allá", en palabras del presidente, Ignacio Diego, y completa el marco existente para que la red de transporte autonómica sea "sostenible y universal", preste un servicio "seguro y de calidad al ciudadano", ofrezca "estabilidad laboral a los profesionales del sector y facilite la inversión empresarial".

El jefe del Ejecutivo ha resaltado además que esta norma suple un "vacío legal histórico", ya que por fin Cantabria contará con una ley que va a facilitar la coordinación del transporte regional y municipal, la elaboración de planes de movilidad, y que optimizará recursos y servicios que redunden en beneficio de los ciudadanos.

Del mismo modo, ha subrayado la importancia de conseguir un "funcionamiento integrado del sistema de transporte público de personas" en Cantabria, "al implicar a las distintas administraciones competentes", y al mismo tiempo dar respuesta a las necesidades actuales: una mayor demanda de transporte público y el crecimiento de los núcleos de población. A juicio del presidente, se trata por tanto de una ley "fundamental" que asegurará un "servicio básico para el crecimiento de nuestra Comunidad Autónoma, para la cohesión territorial y una mayor efectividad de muchas políticas sociales en el entorno rural".

El proyecto de Ley tiene por objeto regular el régimen jurídico aplicable a los servicios de transporte de viajeros por carretera que se desarrollen íntegramente en el territorio de la Comunidad Autónoma, y establecer los instrumentos que permitan un funcionamiento integrado y coordinado del sistema de transporte público de viajeros de Cantabria.

La Ley cuenta con siete capítulos, cuatro disposiciones adicionales, una derogatoria y cinco finales. El capítulo I regula las disposiciones generales, relativas al objeto y ámbito de aplicación de la ley, los objetivos de la política de transportes, entre los que destaca los relativos a la sostenibilidad, la modernización del transporte regular y la atención a los sectores sociales menos favorecidos, a las personas con movilidad reducida y a las zonas de baja densidad de población.

Además, se incluye la figura del ´transporte a la demanda´, figura nueva que se espera sea de gran utilidad para resolver la demanda de movilidad en zonas rurales. El capítulo II se refiere al régimen de competencias, a los órganos y los usuarios, a la coordinación e integración de los servicios y al régimen de financiación.

Por Mayte Rodríguez López