X

DT Spare Parts presenta nuevos cilindros de mando de caja de cambios

miércoles, 18 de marzo de 2015

Diesel Technic ha presentado los nuevos cilindros de mando de caja de cambios para autobuses y camiones, que distribuye bajo la marca DT Spare Parts. Los cilindros de mando son cilindros receptores neumáticos o hidráulicos. Se instalan en el cambio de marchas y sirven para transmitir la potencia de la palanca de cambios.

En combinación con los componentes neumáticos, hidráulicos y eléctricos o componentes combinados, los cilindros de mando hacen posible que el proceso de cambio de marchas sea lo más rápido y cómodo posible para el conductor. Los sistemas modernos cuentan con un mando electroneumático o hidrostático, y se pueden combinar con un soporte de la palanca de cambios logrando una mayor comodidad y menor ruido en la cabina y evitando además accionamientos erróneos.

Cuando el conductor realiza el cambio de marchas, las fuerzas mecánicas a través de válvulas neumáticas o hidráulicas o los impulsos eléctricos a través de interruptores se transmiten al cilindro de mando, lo que provoca que el pistón, junto con la varilla de empuje unida a él, se mueva en el cilindro de mando y se accionen mecánicamente los componentes de la caja de cambios que le suceden.

Los materiales de los componentes de sellado se ajustan a una presión media específica. Por eso, sólo se podrá garantizar el funcionamiento del cilindro de mando si se tienen en cuenta las especificaciones. Los orificios de los cilindros están pulidos. Las propiedades resultantes de ello son una elevada calidad de la superficie y un suave deslizamiento. De este modo, se minimiza el desgaste de los componentes de sellado de los pistones.

Para garantizar la calidad, los cilindros de mando de caja de cambios de la marca DT Spare Parts son sometidos a diferentes pruebas. Las principales son las pruebas de hermeticidad o funcionalidad con una humedad del aire del hasta el 90% y a temperaturas de entre -42°C hasta +85°C, así como las pruebas de propiedades de los materiales y de la calidad de las superficies internas pulidas.

Por Mayte Rodríguez López