X

Astic considera que la propuesta de las constructoras ´da la puntilla´ al sector del transporte por carretera

miércoles, 18 de marzo de 2015

La Asociación de Transporte Internacional de Carretera (Astic) se opone de forma frontal a la propuesta anunciada por la patronal Seopan, que representa a las grandes constructoras españolas, de establecer un peaje obligatorio en todas las autopistas, que incluiría los vehículos pesados y los turismos.

“Esta medida, anunciada ayer por Julián Núñez, es un ataque despiadado contra el sector del transporte en España, que es uno de los motores económicos del país, tanto por su contribución al PIB, como en materia de generación de empleo”, asegura Ramón Valdivia, director general de Astic. “Desde nuestra Asociación no nos quedaremos con los brazos cruzados y haremos todo lo posible para que esta propuesta injusta no llegue al Gobierno”, avanza. Valdivia considera que los transportistas españoles llevan “muchos años” contribuyendo “con creces” en el mantenimiento de las autovías. “Las empresas del sector llevan años pagando varias veces más de lo que cuestan las carreteras”, asegura. En este sentido recuerda la “asfixiante carga impositiva” que soportan las empresas del sector, con impuestos como el ´céntimo sanitario´, que se encuentra en proceso de devolución por parte del Ministerio de Hacienda.

“Si se establece un peaje en todas las autopistas, los transportistas no pagaremos, sino que ´repagaremos´. Nuestros impuestos, durante los últimos años, han ido destinados a aeropuertos sin aviones o infraestructuras inservibles, mientras que no se han solucionado asuntos críticos para el transporte, como los ´puntos negros´ y ´cuellos de botella´ en la red de carreteras”, subraya el director general de Astic. Desde la Asociación, la más antigua de España y que aglutina a más de 200 grandes empresas del sector, exigen a Seopan que “recapacite” para no “dar la puntilla” a un sector como el transporte, que está viviendo, en estos momentos, “un momento de recuperación, tras años muy difíciles” en la carretera.

Por Mayte Rodríguez López