X

Vitrasa llevará a 1.500 niños a conocer sus instalaciones

jueves, 9 de abril de 2015

Vitrasa recibirá hasta el mes de junio la visita de escolares a sus instalaciones con el objetivo de mostrar a los niños de Educación Primaria el funcionamiento del transporte urbano en Vigo. Desde que dio comienzo esta actividad hace ya diez años, más de 16.000 niños de Vigo conocieron el funcionamiento del transporte público de la ciudad.

Este año se estima que serán cerca de 30 los colegios que se acerquen a las instalaciones, con un total de 66 visitas que sumarán más de 1.500 chavales. Las visitas, de hora y media de duración, se dividen en dos horarios diferentes, comenzando una a las 9:15 y otra a las 11:30 horas. Un autobús de la compañía recoge a los niños en sus centros escolares y los traslada hasta Vitrasa, donde la visita comienza con una vuelta en bus por la explanada de las instalaciones.

En todo momento, los niños están acompañados por personal de la compañía con el fin de poder explicarles de primera mano el funcionamiento del transporte público.

Durante la visita, los escolares conocen la gasolinera, donde los autobuses hacen la reposición diaria y se contabilizan los datos de la máquina billetera. A continuación, los chavales son guiados hasta el tren de lavado. Los escolares también conocen el funcionamiento de la Tarjeta Verde, que desde su implantación en el año 2001, fue adaptada a los diferentes colectivos para facilitar el pago en el servicio y hacerlo más cómodo y económico.

El siguiente punto del recorrido pasa por la zona del taller, donde los niños pueden ver cómo es la zona de pintura, los fosos o los colectores para los residuos generados por la empresa. A continuación, conocen la sala de recaudación donde los conductores entregan la cantidad acumulada a lo largo del día y en otra sala se le explica el funcionamiento del Sistema de Ayuda a la Explotación (SAE). Este sistema permite conocer en tiempo real la localización de cualquier vehículo de la flota de Vitrasa en las calles de la ciudad.

Finalmente, durante la última parte de la visita los niños pueden observar la evolución de los autobuses de la compañía y de la propia ciudad a través de la colección de fotografías que la concesionaria posee.

Por Mayte Rodríguez López