X

Nuevo centro de tecnología para Spheros

Jueves, 10 de septiembre de 2015

La central del Grupo Spheros ha encontrado un nuevo hogar en el parque tecnológico ASTO de Oberpfaffenhofen (Alemania). De este modo, la sede central del Grupo Spheros, que alberga los departamentos de desarrollo, ensayos, construcción de prototipos y administración vuelve a compartir techo con Spheros Europa GmbH.

El rápido crecimiento en el mercado, el desarrollo sostenido de las líneas de productos actuales, así como la reorientación hacia nuevos grupos de productos y áreas tecnológicas plantean retos cada vez mayores a la planta principal de Spheros en Gilching. Tras una fase intensiva de planificación y construcción, recientemente se ha adquirido un nuevo edificio de oficinas, laboratorio y ensayos con una superficie aproximada de 4600 m². El edificio no solo ofrece espacio para continuar ampliando la plantilla, sino que gracias a su dotación técnica también crea las condiciones necesarias para afrontar los crecientes retos del mercado así como los nuevos proyectos de desarrollo y de clientes.

En el nuevo emplazamiento, junto a dos bancos de pruebas de rendimiento para sistemas de climatización para autobuses y bombas de calor, la empresa dispone ahora de dos bancos de prueba de vida útil para compresores y de una cámara de frío de grandes dimensiones para determinar la potencia calorífica de los sistemas.

Además, en 2016 se pondrá en funcionamiento una cámara de climatización de autobuses transitable que ofrecerá los recursos necesarios para ensayar los más diversos vehículos, incluidos autobuses de dos pisos y articulados de hasta 20 metros. Un segundo carril de marcha permite, en paralelo a los ensayos de climatización, equipar o modificar los vehículos de prueba o, por ejemplo, prepararlos para ensayos sobre el 2 terreno. Asimismo, en el transcurso del año próximo estará disponible una sala de funcionamiento permanente con sistema de extinción por CO2 integrado para garantizar un funcionamiento «seguro» durante las 24 horas de cada día.

Por Mayte Rodríguez López