X

ATUC cree que limitar la velocidad no soluciona el problema real de la contaminación

jueves, 12 de noviembre de 2015

ATUC cree que la puesta en marcha hoy del protocolo municipal para paliar la alta contaminación y que supone reducir la velocidad en la M-30 (en Madrid) de 90 a 70 kilómetros hora, es una medida útil y necesaria de carácter excepcional para paliar los picos de contaminación pero no soluciona el problema real de movilidad que tiene la capital. Entre otras medidas propone limitar el uso del coche privado a través de la promoción del uso del vehículo compartido, taxi, o flotas de car-sharing, entre otros.

La asociación de transportes urbanos colectivos apuesta por la evolución hacia un modelo de movilidad sostenible con el objetivo de conseguir ciudades más limpias, sanas y habitables, abogando por soluciones en las que el transporte público conviva en armonía con otros modos como el coche, para el que defiende un uso responsable, la bicicleta y los propios peatones.

Según indica la asociación, actualmente el 90% del espacio en las ciudades está destinado al coche por lo que habría que empezar por reordenar ese espacio. Asimismo, apuesta por medidas como el estacionamiento regulado, la promoción del uso del vehículo compartido, de manera particular o a través del servicio público de taxi o de flotas de ´car-sharing´, o la creación de áreas de prioridad residencial, para promover un sistema de movilidad sostenible.

No obstante, para ATUC el transporte público también debe hacer sus deberes para mejorar las prestaciones del sistema actual. Por ello, desde hace tiempo viene demandando medidas que incentiven el uso de este medio de transporte. Es el caso de la prioridad semafórica para los autobuses, el aumento de la velocidad comercial, el desarrollo de los sistemas tarifarios inteligentes, el incremento de las frecuencias, la inversión en nuevas flotas o la existencia de un billete integrado, es decir, válido para todo los medios de transporte.

El secretario general de ATUC, Jesús Herrero, afirma que “la movilidad es tiempo y dinero. Cada vez vamos más al ´que te lleven´, a un transporte a la carta. Por ello, hay que poner en marcha soluciones inteligentes en las que el transporte público se integre con los demás medios de transporte, convirtiéndose en el eje de una movilidad urbana sostenible”.

Por Mayte Rodríguez López