X

EMT Madrid colabora con FESBAL para recopilar alimentos

jueves, 19 de noviembre de 2015

La Empresa Municipal de Transportes de Madrid (EMT) acaba de lanzar una campaña a bordo de unos 200 autobuses madrileños para fomentar la cooperación de los viajeros con la iniciativa organizada en toda España por la Federación Española de Bancos de Alimentos (FESBAL).

A través de sus soportes y canales, la EMT incidirá en la importancia de que todos pongamos de nuestra parte con el objetivo de alcanzar los 22 millones de alimentos no perecederos en una acción prevista para los días 27, 28 y 29 de noviembre.

Los Bancos de Alimentos de España atienden en la actualidad a más de 1,6 millones de personas de los 3 millones que hay en riesgo de pobreza severa. La ayuda no es suficiente para atender las necesidades alimentarias que aún sufren muchas familias en España. Por ese motivo, FESBAL, en conjunto con los 55 bancos que la integran, ha puesto en marcha por tercer año consecutivo la Gran Recogida de Alimentos, que se llevará a cabo en todo el país entre los días 27 y 29 de noviembre.

El objetivo de la acción es superar los 22 millones de kilos de alimentos no perecederos recogidos en sólo un fin de semana. Para alcanzar esta meta, la FESBAL necesita la colaboración de 110.000 voluntarios para atender los 10.000 puntos de donación (hipermercados, supermercados y tiendas de alimentación) que estarán activos los días de la recogida.

Para colaborar, las personas interesadas pueden informarse en la web www.granrecogidadealimentos.org sobre cómo contactar con el banco de alimentos de su localidad. El voluntario solo tendrá que dedicar cuatro horas de su tiempo para informar al público de los productos alimenticios que se necesitan y animar a hacer aportaciones.

Este convenio entre FESBAL y EMT se enmarca dentro del constante esfuerzo de la empresa municipal por mejorar su compromiso social y sus líneas políticas de RSC con el objetivo de compatibilizar la competitividad en la gestión del transporte madrileño con un trabajo más humano, más transparente y sostenible.

FOTO hambre_portal-02

Por Mayte Rodríguez López