X

ATUC: La gestión del transporte y la movilidad urbana asume nuevos retos ante la enorme contaminación de las ciudades

jueves, 3 de diciembre de 2015

Expertos, políticos y responsables del transporte coinciden al afirmar que entre un 70 y un 80% de las emisiones contaminantes que se generan en una ciudad proceden del transporte. Francisco González Balmas, director técnico de TMB, nos daba datos más concretos. Los autobuses, (tomando los datos de Barcelona), producen alrededor de un 4% de las emisiones de óxido de nitrógeno y apenas un 2% de partículas, dentro de ese porcentaje global.

Los datos eran facilitados en la jornada celebrada ayer miércoles en Madrid por ATUC, bajo el título “Movilidad Inteligente para vivir en la ciudad” y que se celebró en colaboración con la FEMP. En ella participaron numerosos responsables de empresas operadoras de transporte y de ayuntamientos, preocupados más que nunca por dar alternativas de movilidad sostenibles en sus ciudades. En general, casi todas las grandes ciudades europeas y españolas tienen un grave problema de contaminación, si bien, hay ciudades como Madrid, Barcelona, Granada o Sevilla, cuyos niveles se disparan últimamente por encima de lo tolerable.

No es de extrañar, en este contexto, que todos los participantes destacaran el desarrollo de la bicicleta como modelo de movilidad a potenciar en la ciudad.

De hecho, en esta jornada quedó muy claro que los ayuntamientos están muy preocupados por mejorar las condiciones de movilidad de sus ciudadanos y ofrecer entornos más saludables. Un reto que asumen desde muchos frentes y donde están implicados muchos actores, entre ellos, las empresas de transporte público de viajeros en autobús, así como los metros, tranvías, trenes…

En la jornada participaron responsables de las empresas de transporte urbano de San Sebastián, Barcelona, Madrid, así como del concejal de movilidad de Valencia y el catedrático de transportes, Andrés Monzón, entre otros. Todos explicaron los retos a los que se enfrentan en el ámbito de la movilidad urbana, entendiendo que esa nueva movilidad debe reemplazar al vehículo privado con una propuesta eficaz y ecológica.

(Más información en Carril Bus diciembre, 137).

Por Mayte Rodríguez López