X

TomTom Telematics lanza WEBFLEET en Chile y Méjico

jueves, 10 de diciembre de 2015

TomTom Telematics ha lanzado su galardonada plataforma de gestión de flotas WEBFLEET en Chile y Méjico. Este movimiento permitirá que las empresas de ambos países accedan a la novedosa tecnología de gestión de flotas de TomTom, que les ayudará a mejorar la eficiencia operativa y a ser más competitivas.

WEBFLEET combina una amplia funcionalidad con el estándar ISO 27001 sobre disponibilidad y seguridad de los datos. “Las flotas de vehículos comerciales engrasan las ruedas tanto de la economía chilena como de la mejicana pero, al mismo tiempo, contribuyen a la contaminación. Más aún, estas flotas operan con frecuencia en áreas urbanas para servir a sus clientes, con lo que se enfrentan a tediosos atascos que cambian su agenda laboral”, comenta Javier Cañestro, director de Desarrollo de Negocio para Latinoamérica de TomTom Telematics.

“Ciudad de Méjico se ha revelado como la segunda ciudad más contaminada del mundo, según el último TomTom Traffic Index¹, mientras que las autoridades de Santiago de Chile anunciaron el pasado junio la primera emergencia medioambiental en 16 años debido a los altos niveles de niebla tóxica². WEBFLEET proporciona una mayor visibilidad para los gestores de flotas, combinando la navegación profesional y la mejor información de tráfico con una tecnología que ha sido reconocida por mejorar el estilo de conducción y por ayudar a los conductores a pasar menos tiempo en la carretera y a ahorrar combustible”.

La expansión a estos países es consecuencia de la adquisición por parte de TomTom Telematics, en 2013, de Coordina (Gestión Electrónica Logistica, S.L.), líder en España en soluciones de gestión de flotas, que ya contaba con infraestructura en ambos territorios.

“Con más de 8 millones de vehículos comerciales operativos en ambos países y una penetración de alrededor del 7% de la tecnología telemática3, tanto Méjico como Chile representan atractivas oportunidades de mercado para TomTom Telematics”, añade Cañestro.

Por Mayte Rodríguez López