X

Barcelona también podría dejar de comprar autobuses diésel en 2020

jueves, 4 de febrero de 2016

La propuesta también incluye medidas referentes a la ambientalización de las flotas públicas, con un horizonte bien definido, el 31 de diciembre de 2020.

En esta fecha, el vicepresidente de Movilidad y Transporte de la AMB, Antoni Poveda, propone en cuanto al transporte público urbano (autobuses) que se hayan eliminado totalmente los vehículos diésel más contaminantes y que, a partir de ahora, la AMB adquiera únicamente nuevos autobuses híbridos, eléctricos y de gas natural.

En cuanto al taxi, la autoridad quiere continuar promoviendo la compra de vehículos no contaminantes. El objetivo propuesto es que en 2020 menos del 50% de los taxis sean diésel, y de cara al 2025, menos del 33%.

Además, y respecto a las flotas de servicio público de la AMB y de los ayuntamientos: se tenderá hacia un parque sin diésel, a partir de la financiación de unidades nuevas de bajas emisiones y preferentemente eléctricas.

Por Mayte Rodríguez López