X

San Juan Abad estrena los cuatro primeros híbridos King Long E12

jueves, 11 de febrero de 2016

El fabricante de autobuses King Long ha fabricado el primer vehículo híbrido en paralelo de la historia capaz de alcanzar 100 km/h. Estos nuevos vehículos se estrenan a nivel mundial en la localidad madrileña de Boadilla del Monte a través de la empresa San Juan Abad que opera en el municipio desde 1989.

Las primeras cuatro unidades adquiridas de piso low entry tienen una longitud de 12,18 metros y capacidad para albergar a 41 pasajeros sentados, 37 pasajeros de pie y una zona habilitada para una persona con movilidad reducida.

Incorpora además puertos USB para una carga rápida de smartphones y tabletas y un sistema antibacteriano capaz de mantener el aire del habitáculo libre de posibles gérmenes reduciendo considerablemente el contagio de enfermedades, así como un sistema contra-incendios automático.

“Su sistema de hibridación es uno de los más ecológicos y que menos diésel consume del mercado”, indica el fabricante. Las emisiones de partículas de CO2 emitidas a la atmósfera se reducen en un 85% con respecto a un autobús diésel convencional e incluso al 100% si el bus actúa en modo eléctrico.

El sistema de hibridación diésel-eléctrico-recargable-enchufable de King Long se compone de un motor térmico de 6.7 litros con 280 CV euro 6 y 6 cilindros y un motor eléctrico que desarrolla 123 CV si trabaja en pico y 82 CV en continua, pilotados por una caja automática de 6 velocidades como parte integral del propio sistema. Ambos motores pueden trabajar conjuntamente e incluso su motor eléctrico interviene entre las transiciones de marchas reduciendo el consumo de combustible; algo no conocido hasta la fecha.

Gracias al sistema de carga de baterías (dimensionado para 28 kW.h) el vehículo aprovecha la energía cinética para generar electricidad y cargar rápidamente las baterías con cada frenada y también cuando el conductor no ejerce presión sobre el acelerador, lo que permite hacer uso de la energía acumulada en todo momento (ciudad y/o carretera), reducir las emisiones de partículas contaminantes y, en consecuencia, el consumo de combustible.

Además, estos vehículos híbridos tienen tres modos de funcionamiento con la finalidad de asegurar el servicio ofrecido en Boadilla del Monte y mantener la puntualidad en las paradas: modo híbrido, diésel y eléctrico puro.

En cuanto a la carrocería del vehículo, está sometida a un proceso de cataforesis que retrasa la aparición del óxido y permite conservar un buen aspecto de la misma a lo largo de su vida útil. Como novedad, dichos vehículos poseen estructura antivuelco y autoportante que proporciona una mayor seguridad para los pasajeros.

Por Mayte Rodríguez López