X

Un estudio de la Universidad de Barcelona afirma que TMB es más eficiente que otros operadores privados

jueves, 21 de abril de 2016

El estudio, elaborado por los investigadores Jordi Rosell y Germà Bel, del grupo de investigación de Governs i Mercats de l´Institut de Recerca en Economia Aplicada de la UB, analiza el sistema de transporte público de autobuses en el Área Metropolitana de Barcelona (AMB) comparando la eficiencia económica de las líneas gestionadas por TMB y de las empresas privadas concesionarias que operan dentro de una misma jurisdicción, el sistema conocido como gestión mixta.

“Medimos la eficiencia desde el punto de vista económico. Es decir, los costes laborales, energéticos y de capital que suponen mover un autobús determinados kilómetros y la eficiencia de la empresa pública de TMB es más alta en el AMB que la de los operadores privados”, asegura Jordi Rosell, uno de los investigadores del estudio y profesor asociado de economía aplicada de la UB.

El estudio detalla que TMB que económicamente es más eficiente entre un 5-10% que los operadores privados. “Esto quiere decir que con menos recursos, la empresa pública es capaz de hacer lo mismo que las privadas”, afirman los investigadores. “Que TMB sea la más eficiente quiere decir que hay privados que son más ineficientes, en ningún caso decimos que TMB no pueda mejorar más”, puntualiza Jordi Rosell.

El estudio, que se ha realizado durante dos años comparando los datos de TMB y los de las empresas privadas concesionarias en el AMB, también señala que los concursos permiten reducir los costes entre un 1% y un 1,5% aunque a largo plazo también hay diferencias. “A veces pasan entre 8 y 10 años entre concurso y concurso y durante este tiempo hemos comprobado que los operadores privados acaban siendo más ineficientes que TMB”, explica Rosell.

“Hay una creciente evidencia que pone en duda la existencia de ahorro de costes sistemáticos de la privatización en la gestión de servicio de transporte de viajeros en autobús. En relación a los concursos competitivos, tienen un cierto efecto positivo los primeros años, pero el ahorro de costes se esfuma con el tiempo”, añade Germà Bel, catedrático de Economía aplicada.

Los investigadores apuestan porque tanto operadores públicos y privados compitan entre ellos para mejorar esta eficiencia en el transporte público y reducir costes.

Por Mayte Rodríguez López