X

ZF-Intarder celebra su aniversario de producción con más de un millón de unidades

jueves, 5 de mayo de 2016

El sistema, integrado en la transmisión, se encarga del 90% de las frenadas sin necesidad del freno de servicio, con lo que aumenta la seguridad, protege todos los componentes y el medio ambiente evitando las emisiones de más de 60.000 toneladas de polvo de freno.

“El ZF-Intarder cumple con varias exigencias: un plus en confort y seguridad, reducidos costes de mantenimiento y un cuidado especial del medio ambiente”, resume Winfried Gründler, director de Tecnología de Accionamiento de Camiones y Furgonetas de la División Tecnología de Vehículos Industriales.

La base del éxito de este sistema es su elevado par de freno de 4.000 Nm, disponible en un segundo y capaz de frenar en bajada a un camión de 38 toneladas con unos 816 CV de freno. Aparte del plus en seguridad el sistema también reduce el desgaste de los discos de freno y su ferodo, y por lo tanto reduce los costes de mantenimiento. Además beneficia el confort del conductor, que puede optar por fijar la velocidad a través del tempomat, y el mando electrónico de la transmisión se encarga del funcionamiento del Intarder sin necesidad de intervenir.

Por Mayte Rodríguez López