X

La EMT de Valencia recuerda que la normativa prohíbe abrir las puertas del bus fuera de las paradas

viernes, 13 de mayo de 2016

Ante la escena que se produjo el pasado sábado cuando una persona puso en grave peligro al conductor y al resto de pasajeros de un autobús de la línea 14, la Empresa Municipal de Transportes de Valencia quiere transmitir su apoyo a los trabajadores y trabajadoras y destacar su alto nivel de profesionalidad.

Desde la EMT quieren recordar que los conductores cumplen de manera estricta las normas de circulación y también las normas internas de funcionamiento del servicio. En ellas está establecido que los pasajeros deben subir al vehículo desde las paradas dispuestas y siempre después de pedir que el bus se pare.

El pasado sábado una persona se saltó las normas e intentó subir al autobús de manera agresiva y además cuando estaba a cerca de 30 metros de distancia de la marquesina. El conductor, con buen criterio, se negó, lo que provocó una reacción peligrosa de la mujer que provocó el corte del servicio durante 15 minutos, con las consecuencias que tuvo para los usuarios y usuarios.

La empresa quiere destacar la labor del conductor que sólo hizo bien su trabajo y no descarta tomar medidas legales contra la persona que impidió el normal desarrollo del servicio y puso en riesgo su integridad física y la del propio pasaje.

Por otra parte, la EMT recuerda que hay que respetar unas normas básicas de convivencia y de circulación que evite situaciones de peligro. En este sentido, cabe destacar que está prohibido pasar por delante del autobús una vez el viajero se ha bajado y que hay solicitar la parada con suficiente antelación para evitar problemas.

Por Mayte Rodríguez López