X

AMB y Generalitat de Cataluña implantarán una línea de autobuses BRT en la C-245

jueves, 19 de mayo de 2016

La AMB de Barcelona y la Generalitat de Cataluña han dado el visto bueno a un proyecto que incluye la implantación de un carril reservado para autobuses que será una realidad en 2017. El proyecto cuenta con un presupuesto de 26,3 millones de euros y está cofinanciado por la Administración local, AMB y la Generalitat.

Josep Rull, consejero de Territorio y Sostenibilidad de la Generalidad de Cataluña, y Antoni Poveda, vicepresidente de Movilidad y Transporte de AMB, han presentado el nuevo proyecto de integración urbana y de mejora de la movilidad de la carretera C-245, un eje viario de alta densidad que conecta Cornellà de Llobregat, Sant Boi, Viladecans, Gavà y Castelldefels, cinco municipios metropolitanos del delta del Llobregat donde viven, en total, más de 350.000 personas.

El nuevo proyecto apuesta por la pacificación de la vía y da prioridad al transporte público y a la bicicleta en detrimento del coche privado.

La intervención planteada, que da respuesta a una antigua reivindicación de la comarca del Bajo Llobregat, tendrá un coste total de 21,5 millones de euros. Este importe estará cofinanciado a partes igual por la administración local, liderado por la AMB, y por la Generalidad de Cataluña, que aportarán 10,75 millones de euros cada uno. El proyecto, que se ejecutará en diferentes partes, está actualmente en fase de redacción. Según los plazos previstos, las obras comenzarán durante el segundo semestre de 2017, y se espera que el conjunto de la intervención esté terminada antes de finalizar el año 2018.

El presupuesto total del proyecto se completará con 4,8 millones de euros que la AMB destinará a la compra de 10 autobuses de otras prestaciones.

La remodelación y reurbanización del eje viario de la C-245 integrará un nuevo carril bici, que formará parte de la red ciclable metropolitana, así como la creación de un carril bus segregado y continuo de 13 kilómetros que comunicará Cornellà de Llobregat y Castelldefels. Esta plataforma reservada para los autobuses permitirá aumentar la velocidad comercial al menos en un 25% en los tramos urbanos y ganar puntualidad en los horarios. Se calcula que permitirá recortar casi 15 minutos el tiempo de trayecto en transporte público entre estos dos municipios metropolitanos.

Gracias a la puesta en marcha de este proyecto, la AMB podrá implantar en este tramo del eje viario una nueva línea de autobús de altas prestaciones y empleo, conocido internacionalmente como Bus Rapid Transit (BRT) o autobús expreso. AMB apuesta por un autobús híbrido articulado con dos puertas de acceso, que permitirá un 30% más de ocupación que los actuales y una carga / descarga de pasajeros más rápida.

Con la implantación del BRT la AMB espera un incremento de viajeros y de demanda del servicio en torno al 10% y calcula que esta nueva línea puede ser utilizada, aproximadamente, por 2,5 millones de pasajeros anuales.

Inicialmente, la AMB ha previsto una flota de 10 autobuses expreso BRT híbridos, con una frecuencia de paso de 10 minutos. Teniendo en cuenta que la inversión por vehículo es de 480.000 €, la inversión total en el parque móvil supondrá 4,8 millones de euros.

Por Mayte Rodríguez López