X

Nuevas dimensiones de neumáticos Barum para ejes de dirección y tracción

jueves, 26 de mayo de 2016

Ahora, los neumáticos Barum BF 200 R para eje de dirección y Barum BD 200 R para eje de tracción están disponibles también en la dimensión 315/70 R 22.5. Estos neumáticos ofrecen un alto rendimiento kilométrico y una conducción fiable, tanto en transporte regional como de larga distancia.

Los modelos BARUM BF 200 R para eje de dirección y BD 200 R para eje de tracción, en la dimensión 315/80 R 22.5, se lanzaron por primera vez el año pasado y, ahora, Barum presenta una nueva dimensión para ambos neumáticos. A partir de este momento, la serie 200 R incorpora los modelos BF 200 R y BD 200 R en la dimensión 315/70 R 22.5. Estos neumáticos destacan por su alto kilometraje y su seguridad constante. Gracias a un compuesto mejorado y al nuevo diseño de perfil de la banda de rodadura, son muy fiables tanto para transporte regional como para larga distancia.

El nuevo diseño de la geometría del perfil, común a todos los neumáticos de la serie 200 R de Barum, contribuye a aumentar de manera considerable el rendimiento kilométrico. Los neumáticos BF 200 R 315/70 R 22.5 para eje de dirección y BD 200 R 315/70 R 22.5 para eje de tracción convencen por su ahorro en consumo de combustible y ofrecen gran seguridad incluso en condiciones meteorológicas adversas. El nuevo compuesto de la banda de rodadura hace posible una conducción segura sobre superficies mojadas, así como una tracción óptima. Igualmente, los neumáticos para eje de dirección BF 200 R cuentan con marcaje M+S, mientras que los BD 200 R tienen en cuenta los requisitos particulares de los neumáticos para eje de tracción y, además del marcaje M+S, incorporan también el símbolo 3PMSF (Montaña de Tres Picos con un Copo de Nieve).

La base de todos los neumáticos de la nueva serie 200 R de Barum es su carcasa estable. Gracias a su talón reforzado con cable de acero, resulta especialmente robusta y permite el recauchutado. Esta carcasa recauchutable contribuye, al igual que el protector reesculturable, a alargar la vida útil del neumático, favoreciendo así la rentabilidad de las flotas.

Por Mayte Rodríguez López